martes, 26 de septiembre de 2017

Un Sir discípulo de Vives

Aquí.


Resulta reveladora de hasta dónde han llegado las aguas pestilenciales esta carta a sus compatriotas. Y bien está que ponga algunos puntos sobre las íes.

Pero sorprende que detenga el reloj del autogobierno en 2008.

...
Sorprende menos que opine que el demos que haya de decidir sobre Cataluña sea el catalán, siendo él britanico de nación.


Está claro que pase lo que pase el 1 de octubre, los indepes habrán ganado su principal objetivo: que se les tome en serio y forzar una negociación.

Lo cual no ennoblece su causa pero la política es así, una lucha despiadada por la supremacía de un relato, y ésta batalla la llevan ganando desde hace años los desleales.




Noli me tangere

Los indepes se superan cada día.
Este manual del perfecto insumiso es la prueba del día.
Sobre todo, "no tocar ningún objeto" que les enseñen los piolines, dando a entender que la cosa va de la RDA, la Stasi y de huellas dactilares y falsas pruebas, cuando lo que hay en marcha es una de sedición  a bordo en Technicolor proyectada en todas las cadenas y rotativos internacionales.

Aquí.





lunes, 25 de septiembre de 2017

Liberación para los demás

En Libération se publicó esta entrevista a un jurista.



La estrategia de Madrid, políticamente destuctora


Aquí.



Y en tradu exprés...


Para Jean-Pierre Massias, catedrático de Derecho Público de la Universidad de Pau y de Adour, la ofensiva de Madrid para evitar la celebración del referéndum en Cataluña no es sorprendente. De hecho, existe una prohibición legal de secesión y una penalización de la expresión independentista que puede conducir a excesos autoritarios, nos explica el jurista, insistiendo en el necesario establecimiento de negociaciones en el proceso de independencia. También nos ilustra sobre este modo de consulta y los precedentes europeos.

¿Existen precedentes europeos recientes de territorios que se hayan independizado tras un referéndum?

Sí, Montenegro, que se hizo oficialmente independiente en 2006 después de un referéndum y, antes, los estados post-soviéticos. A menudo, estos eran referendos de validación. Por ejemplo, la independencia de Ucrania fue proclamada por primera vez por el Soviet Supremo antes de ser confirmada por referéndum en 1991. En Cataluña fue también el "Parlament" el que abrió el proceso de independencia.

La justicia española declaró inconstitucional el referéndum catalán. ¿Los referéndums de este tipo generalmente se rigen por la ley?

En el caso de los referendos poscoloniales, se considera que los referéndums de autodeterminación emanan del derecho de los pueblos a la libre determinación. Aquí, no estamos en este tipo de situación en el sentido literal del término. En general, los referéndums de independencia no están previstos por la ley y se organizan de manera diferente en los diferentes Estados. A menudo están prohibidos por la Constitución nacional, que prohíbe cualquier intento de separación. Excepto Etiopía, que establece explícitamente que ciertos territorios pueden separarse. Pero incluso si son contrarios a la Constitución, éste no es el problema: abandonar un país es un cambio de régimen político. Estamos más allá de la aplicación de la Constitución, porque precisamente se quiere salir de ella. Por ello se está desarrollando un derecho de secesión: la Constitución no dice que se puede salir, pero acepta la posibilidad de independencia e intenta organizarla. Esto es lo que Canadá ha hecho con Quebec. Es el tratamiento moderno y democrático de la cuestión de la independencia.

¿Qué tienen en común los territorios que reclaman la independencia y recurren a este modo de consulta?

Tienen una historia nacional particular y una identidad específica, ya que a veces se han unido posteriormente al estado central. Son territorios que quieren dar una dimensión política a su identidad. Finalmente, esta es exactamente la definición de nación. A menudo, y este es el caso de Cataluña o Nueva Caledonia, donde ya existe alguna forma de descentralización, una asamblea local, a veces obtenida, precisamente después de un referéndum.

¿Cuáles son las condiciones para que la convocatoria de un referéndum de este tipo sea considerada "admisible"?

La demanda de independencia debe ser democrática, es decir, sancionada por una votación, pero también pacífica e inequívoca. Es por eso que la pregunta a los votantes es a menudo muy clara y cerrada. La segunda condición es que el proceso debe ser negociado. No podemos unilateralmente declarar la independencia, debemos reflexionar sobre las modalidades de la separación. El trato democrático a la independencia requiere un compromiso. En 2014, por ejemplo, David Cameron negoció con el primer ministro escocés para establecer un proceso de independencia. El tercer criterio es el tiempo: la secesión no debe ocurrir demasiado rápido, se necesitan periodos de transición. No se pueden dar portazos de esa manera.

¿Cómo gestionan los países las veleidades de independencia de sus territorios?

Cada vez más, las democracias organizan pragmáticamente el hecho de que los territorios puedan pedir la independencia. Hay dos opciones: la conciliación o la represión. Si tratamos de oponernos a la independencia, como hace ahora España, acabamos poniendo en marcha un sistema que contradice la democracia. Por ejemplo, Turquía ha sido condenada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por su supuesta lucha contra el separatismo. Si hacemos de la indivisibilidad un elemento irrevocable, si nos cerramos en banda en la Constitución, corremos el riesgo de ir en contra de la democracia. No podemos tratar estas peticiones de independencia pacíficas como si tratásemos violentos movimientos separatistas,  y por ello el gobierno español está en un desfase.
La estrategia de Madrid es políticamente destructiva y contraproducente: los movimientos pro independencia se radicalizan y los independentistas ganan todas las elecciones desde el final del franquismo... lo que demuestra que la transición española no ha sido completa y que el caso de Cataluña debería haber sido solucionado cuando se acabó el franquismo.
Una de las posibles estrategias es darle más autonomía al territorio sin concederle la independencia. El Partido socialista en España hizo una propuesta para crear un sistema  federal, y esa podría ser la vía. LA vía del referéndum, a su vez, podría servir para obtener más competencias, más medios, sin necesariamente desembocar en la independencia".

...

¿Propondría lo mismo el catedrático galo para Córcega o Alsacia o Bretaña?

We are also an oppressed people

Votan por la independencia los kurdos (aquí) en medio de grandes dificultades. Y algunos ven un paralelismo con las de los catalanes.

Es la gran jugada del nacionalvictimismo catalán: pero una semejanza de relaciones no es un relación de semejanza, como le gusta recordar a Félix Ovejero.

En este caso el paralelismo es un insulto a los kurdos y a la inteligencia.





Maravillosos días nostálgicos

Mientras algunos intentan examinar desde la barrera antropológica de Bruselas la nostalgia que se ha enseñoreado de algunas regiones, aquí, otros sienten reverdecer una utopía revolucionaria tantos años soñada: aquí, (que no es otra que la caída del franquismo a manos del pueblo que ni pudo ser ni fue).


En Francia una de las radios con más seguidores de todas las edades se llama Radio Nostalgie. Ici.


domingo, 24 de septiembre de 2017

Cameron y su único acierto

Según EP y Metroscopia, 61% de los catalanes cree lo del 1-0 no tendrá validez.
Pero el 82% querría una consulta de secesión pactada con el Estad (Serrat incluido).

Aquí.


Habrá que empezar a reconocer algún día que Cameron hizo todo mal menos una sola cosa  en relación con lo que demandaba el parlamento escocés.

Las batallas que no se libran, se pierden.

Y  la batalla por la Constitución y la democracia se está perdiendo

No es que nadie las defienda, pues eso no cierto; es que nadie la celebra con alegría y sin complejos.
Y ahí está el mal.

Aquí.



sábado, 23 de septiembre de 2017

Profesional del sentimiento

Junqueras siempre apela a las tripas, y no sólo porque sabe que eso funciona, sino porque está, sin saberlo, bajo "la paradoja del comediante" de Diderot: mimar los sentimientos es toda la técnica del actor; de Junqueras emana la sinceridad del buen actor secundario. Y eso, más que cualquier propagada y agit prop es, en la sociedad del espectáculo en que se han convertidos las democracias, imparable.

Aquí.

viernes, 22 de septiembre de 2017

Fandango

Un canto noble y afinado por fin entre tanta bestia cacofónica, jazz del malo de la gauche ni divina ni ná.
Aquí.




Catering de campaña & entertainment

Jordi Galves se ha convertido en el cronista pink, punk y pop, en el entertainer de la revolución de los capullos... del clavel.


Aquí.


El desafío de Europa

Por fin una voz francesa clamando en el desierto: ¡es Europa, imbéciles!

Aquí en francés.

Y aquí en tradu exprés:


El desafío lanzado a la democracia española por el separatismo catalán con el referéndum que se quiere celebrar el 1 de octubre afecta a Europa en su conjunto.

El futuro de Europa se juega (de nuevo) en Cataluña


Después de la crisis del euro, la guerra en Ucrania, el Brexit y las derivas de Hungría y Polonia, Europa se enfrenta a una nueva crisis que amenaza la existencia del proyecto de seguridad -física, material, legal y, en cierta medida, social- que es el proyecto comunitario: el desafío lanzado a la democracia española por el separatismo catalán. Frente a la amplia avenida concedida a la presentación de la narrativa separatista en los principales medios de comunicación europeos, frente a la pusilanimidad de las llamadas al "diálogo" o al silencio ensordecedor de las instituciones comunitarias y de los gobiernos de los Estados miembros de la UE, se precisa un esfuerzo pedagógico a diez días de un referéndum ilegal de importancia trascendente.
El relato separatista se basa en un nacionalismo obtuso y excluyente.
Cualquier narrativa nacional es una gesta histórica, y la de Cataluña no carece de hechos de gran calado: a la lejana memoria de unos poderosos condados se añade la más reciente de la gallarda resistencia del pueblo catalán al fascismo durante la Guerra Civil, a la que George Orwell rindió un poderoso homenaje.
Y aunque la región se ha afirmado como el laboratorio de la modernidad industrial, política, social y cultural en España desde la segunda mitad del siglo XIX, debe reconocerse que ello se debe en parte al surgimiento de una conciencia nacional propia, de esencia elitista, como en la mayoría de los nacionalismos, pero socialmente progresista.
La contribución de Cataluña a la transición democrática también habrá sido esencial, y basta con volver a leer las páginas dedicadas por el madrileño Jorge Semprún a su emoción en la primera "Diada" autorizada en 1977 para entender que la recuperación por los catalanes del derecho a su cultura fue una conquista para todos los demócratas españoles.
Y sin embargo, el storytelling hábilmente desplegado por el campo separatista está a mil leguas de ese movimiento cultural democrático, europeo y abierto. En su lugar encontramos, repetidos como un mantra, todos los clichés del nacionalismo más obtuso teñidos de racismo, desprecio de clase, o incluso una forma de supremacismo cultural: por un lado, "nosotros", un pueblo educado, trabajador, progresista, honesto, republicano y europeo. Enfrente, "ellos", una canallesca ibérica retrógrada, perezosa y corrupta, adscrita a una monarquía pauperizada por los escándalos y permanentemente rezagada en el calendario europeo.
A todo esto no sirve de nada oponer la "catalanización", esto es, la europeización de la sociedad española en su conjunto desde la muerte de Franco, ni el hecho de que algunos de los casos de corrupción más sangrantes de los últimos años afecten precisamente al nacionalismo catalán más acendrado, cuya conversión al separatismo coincide con su frecuentación de los tribunales españoles...
En esta historia que suma uno tras otro los hechos alternativos, el "Espanya ens roba" y el activismo de los tribunales españoles en materia de corrupción política son sólo el reflejo ora de una corrupción generalizada ora de una persecución de los patriotas catalanes.
El inmovilismo de Mariano Rajoy no es la causa principal del estancamiento político.
Este relato tiene ciertamente un aliado "objetivo" en la persona de Mariano Rajoy. En el poder desde 2011, el jefe de gobierno, del Partido Popular, ha sobrevivido a los repetidos escándalos que han salpicado su gestión, así como a dos elecciones generales que han conmocionado el bipartidismo español, pero sin lograr hacerle perder la silla de la Moncloa. Su pintoresco estatismo habrá contribuido a acentuar la gravedad de la crisis abierta con Barcelona, al privarle de toda salida política. Por otra parte, es grande la tentación de hacer del recurso de inconstitucionalidad del PP, entonces en la oposición, contra es nuevo Estatut de Cataluña aprobado por referéndum en 2006, el gran pecado que abrió el camino a la secesión unilateral. Pero aparte del hecho de que más del 90% del Estatut fue avalado por el Tribunal Constitucional (14 artículos censurados de 223), los elementos cuestionados se centraron principalmente en el reconocimiento irrebatible de una nación catalana con una primacía lingüística y unos derechos que invadían en gran medida las competencias estatales y que fueron de hecho el casus belli constitucional, incluso en un estado, de facto, federal como el español.
Si muy probablemente fue un error político funesto, el recurso contra el Estatut no legitima en nada al gobierno catalán actual en su precipitada fuga hacia delante al margen de todo marco legal y sin ningún mandato político unívoco.
Todo ello paga el precio de una viva polarización dentro de la sociedad catalana, con toda una generación de hijos de emigrantes que han basado su ascenso social en la promesa de una identidad tipo "muñeca rusa": catalana, española, europea.
El desafío separatista es pues un asunto europeo. Del resultado de esta crisis depende mecánicamente el futuro de Europa en su conjunto.
Que una región pueda ejercer el derecho a la libre determinación unilateralmente, en el contexto del Estado de Derecho, algo propio de los pueblos bajo dominio colonial o imperialista, es el fin de la intangibilidad de las fronteras establecidas con un alto precio de sangre.
Que un solo orden constitucional -húngaro, polaco u hoy español- sea derrocado por la subversión de las normas democráticas en favor de un partido o coalición hegemónica y mesiánica, es el obituario de Europa como un área basada en la separación de poderes y la jerarquía de la norma.
Que un nacionalismo obtuso, excluyente y que articula un relato histórico alternativo triunfe de nuevo hará que el estatus de los hechos (políticos, históricos, jurídicos o sociales) mengüe en favor de las virtudes taumatúrgicas y demiúrgicas del relato al uso para las masas.
Frente a estos riesgos que nuestros gobiernos penan en calibrar, se entiende el dilema que arrostra el gobierno del Partido Popular: entre la impotencia (a falta de una legitimidad absoluta para ejercer todo el rigor de la ley para proteger los derechos de todos los españoles, catalanes incluidos) y la miel sobre hojuelas ofrecida al campo separatista por la imagen de unas urnas y unas papeletas requisadas por la Guardia Civil ...
En este sentido, el derrotismo que despunta en una sociedad dividida y maniatada por su historia de paz civil, frente al carácter irreversible del desafío separatista, es un presagio muy oscuro para Europa".


Maxime Fourest es profesor-investigador en Sciences-Po (OFCE, Cevipof) y especialista en temas europeos.


jueves, 21 de septiembre de 2017

Servitore di due patrone

La clave estará en Trapero y sus dobles lealtades y cómo se declinan éstas aguas abajo.

Aquí.



El jugador número 13

Un juez nada estrella, y con un ejecutoria con claroscuros, lleva meses agazapado en el secreto de su sumario, y ayer asestó un buen golpe al golpe, saliendo casi como un espontáneo desde la banda sin pasar siquiera por el banquillo.

Aquí.


No fue el Gobierno, ni la fiscalía los que actuaron ayer. Fue ese juez catalán que le ha robado el vedetismo al TSJC y que apunta a los no aforados.

El partido llega al descanso, después de no tener la posesión del balón, con un inesperado 1 a 0 para el Gobierno.

Pero los partidos se juegan hasta el último minuto; y muchas veces se ganan o se empatan en los minutos de descuento. Y con nuevos jugadores de refresco en la cancha.




...
Y el partido se juega en Madrid también, con una probable moción de censura Iglesias & Sánchez & nacionalistas.

De momento una neoconstituyente en Zaragoza...



miércoles, 20 de septiembre de 2017

Claridad canadiense

Un buen resumen de la vía canadiense para la secesión.

Aquí.


Un ley de claridad después de dos referéndums (1980 y 1995) perdido el de 1995 por poco por los secesionistas.










El día antes del día después

Una fractura social y mucho juego de tronos.
Aquí.



Y un juez muy número 13 y... molt viquipèdic.

Aquí.


(Cabe preguntarse si no debió inhibirse en favor del TSJC e imputar a los aforados).

Y llegaron los romanos...

Romano Prodi encabeza una postura como poco equidistante en el cata-carajal.




...

Detiene la GC a 12 miembros de la Generalitat, en un acelerón a diez días vista para impedir la celebración de la consulta suspendida.


A ver la repuesta de la comunidad internacional a esto, elemento tan clave como la participación el 1-0,  para que unos ganen y otros pierdan el relato, que es lo que cuenta.



...
En la calles frente a las consejerías registradas ahora mismo los indepes se manifiestan con estos cánticos:  "¿Dónde están las papeletas, dónde están los Coscubielas...?"








martes, 19 de septiembre de 2017

Ciudadanos sorteados

Estos días de manifiestos varios, éste de debajo de unos juristas catalanes frente a los que quieren sortear el Estado de derecho.

Y de paso la denuncia de los ciudadanos "sorteados".

Aquí.


AL SERVICIO DE LAS LIBERTADES

Los juristas que suscribimos, apelando a la larga tradición jurídica catalana, que honramos, caracterizada históricamente por el rigor científico de su discurso, llamamos la atención de la sociedad catalana sobre las siguientes cuestiones: 1º. No hay auténtica democracia fuera del Estado de Derecho y del imperio de la ley. El marco jurídico establecido en los Estados de Derecho evoluciona y debe evolucionar pacíficamente, dentro del ámbito previsto, cambiando y adecuando su ordenamiento en función de los signos de los tiempos y las necesidades básicas de los ciudadanos, en los que reside con carácter exclusivo la soberanía del Estado, al igual que en todas las democracias de nuestro entorno. 2º. Resulta preocupante constatar cómo últimamente, en especial desde algunos medios y sectores, se vienen utilizando en el debate público términos y conceptos jurídicos sin el mínimo rigor exigible. 3º. Cuestionar los fundamentos del Estado de Derecho, menospreciando a los órganos encargados de aplicar las leyes, sea mediante sus resoluciones de carácter jurisdiccional como a través de aquellas emanadas del máximo intérprete de la Constitución, no es nunca una opción lícita ni legítima. Ello supone, además, poner en peligro nuestro sistema de derechos y libertades nacido con el pacto constitucional, fruto del esfuerzo y compromiso de todos. 4º. La plena garantía de los derechos y libertades de los ciudadanos, en el marco de la Unión Europea, únicamente es posible desde el respeto al ordenamiento jurídico de la Unión y de sus Estados miembros. En el marco de la construcción europea no caben posturas unilaterales ni maximalistas; ni tampoco cabe postular o intentar legitimar la transgresión del marco jurídico vigente. 5º. En consecuencia, debemos exigir que el debate público recupere, en primer lugar, el rigor jurídico perdido; y, en segundo lugar, que se desarrolle en el marco del necesario respeto a las leyes y a las decisiones de los tribunales encargados de hacerlas cumplir, garantes de nuestra convivencia pacífica y de los derechos y libertades de todos.


Amén.

Ocho autoseñalados

234 profesores españoles firman un manifiesto puesto en razón que pide al gobierno que use la fuerza de la misma contra el 1 a 0 que le quiere meter el independentismo al consticucionalismo por toda la escuadra.

Aquí.

Solo 8  abajofirmantes, ay, de universidades catalanas, que así se señalan y, al hacerlo, señalan con elegancia a sus colegas "catalanes", in absentia,shame on them.


...
1300 científicos "catalanes" o cuasi apoyan el Sí (a ver quién es el guapo que no).
Aquí.



"Science sans conscience n' est que ruine de l'âme".




lunes, 18 de septiembre de 2017

Compañeros de extrañas camas

Se indignan los señalados, lastimosos. Y hasta acusan de nazis, y lo son, a los señaladores. Nazionalistas.
Pero no se hacen la foto juntos.
Eso no.
Tripartitos ñoños ni por pienso.
Sobre todo que nadie piense que comparten cama  triangulares con extraños compañeros

Aquí.

Ya salió el peine

Sutilísima consideración de Rafa Latorre sobre lo subyacente en Cataluña.

Aquí.


Y de María Vega sobre lo superestructural en el arte de la guerra.

Aquí.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Agravio comparativo

Que hasta Tejero (cómico a fuer de patético) meta cucharada en el asunto y pida penas superiores a las suyas da la medida de todo el disparate que es este nuevo 9-N.
O no.

Aquí.

A Caye no hay quien la calle

Y semana a semana plantea las princicipales cuestiones patrias subyacentes.

Aquí.

...

Y tras leerla,  la conclusión es la de siempre: ¿dónde está la fuerza de centro  entusiasmante que desplace al PP y el PSOE a los márgenes de la Historia y lidera la nueva España?


...
Enlas casas de apuesta están más cerca de la presidencias, aun estando bien lejos, en las casas de apuestas Sánchez y hasta un Iceta cualquiera que Rivera y Arrimadas.


sábado, 16 de septiembre de 2017

Proxy

Inaudito: Puigdemont dirige a los catalanes hacia páginas web ilegales extranjeras  que manipulan las IP de los ordenadores.
Aquí.

El delito es internacional y las responsabilidades extraterritoriales.

Si alguien lo demanda, podría ser, detenido en cuanto salga de España.



viernes, 15 de septiembre de 2017

Carta al rey de los sometidos

Esta es la carta al rey que mandan los insumisos sometidos.

Aquí.

O referéndum o referéndum.

Y aquí las mentiras.


Sumisión

Algo grave está pasando cuando el relato victimo-integrista llega a la cúpula del empresariado español.

Aquí.

jueves, 14 de septiembre de 2017

Si el norte de Luxemburgo...

Juncker y la Realpolitk.



La fuerza de los hechos consumados... ¡incluso antes de que se consumen!


Aquí.


En esta partida de ajedrez, las negras siempre han ido por delante; la web duplicada del referéndum está en Inglaterra y en la patria de Juncker.



...
Y nótese que dice Juncker que la Comsión acata lo que digan el TC y el Parlamento español. No que lo apoyan, sino que lo acata.

Aquí.

miércoles, 13 de septiembre de 2017

La tía abuela ciudadana

Rivera elige precisamente hoy en el Congreso para pedir un grupo de juristas sabios expertos para reformar la Constitución.

Aquí.


Como si de una Constituyente se tratara...


...
Lo de C's es un caso digno de estudio, es como esa tía abuela lunática y celosona que se arranca con el temita del melón reformista número 122 justo cuando no toca, ¿para tapar la "comisión show" de estudios del PSOE?

No es la impresora republicana de un rufián, pero el don de la oportunidad no es.

Luego sube el PSOE y baja C's... y hay quien se extraña.

Hay campañas preelectorales con más gancho que otras.





Piqué de Vilanova

El Piqué europatriota de Vilanova.

Aquí.


Bernardo Jeta

El conocido periodista francés Bernard Guetta en la muy escuchada radio France Inter, y su crónica geopolítica de la Diada.

Aquí en VO.


"Las naciones olvidadas de Europa

Catalana, la policía de la ciudad de Barcelona no da las mismas cifras que la delegación del Gobierno, que representa al Estado español. Para la primera, hubo un millón de manifestantes. Para la segunda, eran apenas 350 0000, pero unos y otros están de acuerdo en el hecho de que muchas personas se manifestaron ayer en Barcelona por la independencia de Cataluña.

"¡Adiós a España!" cantaban, y su procesión formaba una gran "+", la cruz que quieren trazar el 1 de octubre a modo de "sí" en la consulta de autodeterminación que organizan las autoridades separatistas. Este referéndum no está claro si realmente se llevará a cabo o no, debido a que el Gobierno español se opone a su organización y tiene los medios para impedirlo.

Incluso si se celebrase, no hay evidencia de que los catalanes optasen por el divorcio, ya que, según las encuestas, la mayoría se opone con un 49%  de "noes" frente al 41% de "síes"; pero el independentismo es, en cualquier caso, poderoso en Cataluña.

La primera razón de esto es que Cataluña fue un estado independiente antes de convertirse en español, que no es española, sino catalana, y catalana se mantuvo, y que siempre ha sido más moderna, industrial, rica y europea que el resto España, a quien ésta le debe el 20% de su PIB, mientras que 7,5 millones de catalanes representan sólo el 17% de la población del Reino.

Extensa como Bélgica, Cataluña se siente perfectamente capaz de volar con sus propias alas.
La segunda  razón de la fuerza de sus independentistas es la Unión Europea. La Unión desde luego no alienta los separatismos, pero su fuerza y la preeminencia de sus instituciones, sus reglas y sus políticas comunes se basan en lo que les quitan a los estados que la componen, y ello ofrece un marco para el renacimiento de las naciones olvidadas.

Esto es cierto en Cataluña como en Escocia, en la región belga de Flandes, en Córcega en un grado mucho menor, pero también en el norte de Italia, que se inventa una identidad nacional para revestir un simple deseo de no compartir su riqueza con otras regiones de Italia menos  boyantes.

Desde el egoísmo regional hasta la reafirmación de su propia cultura, las aspiraciones separatistas en Europa se alimentan de múltiples causas que se añaden o no entre sí, y a las que ahora hay que añadir el deseo de permanecer en la Unión o de romper con ella.

No está claro si el Reino Unido va a deshacerse pero es indudable que el Brexit debilita considerablemente su unidad en la medida en que Escocia,  como por cierto, Londres, no lo querían y siguen sin quererlo.

Mucho más allá del referéndum catalán y de la manifestación catalana de ayer, el problema es que los estados europeos se debilitan hoy más rápidamente de lo que se fortalece la Unión Europea, y esto podría terminar creando un día una especie de vacío."


....

"Cataluña fue un estado independiente antes de convertirse en español..."

Bernardo Jeta.


Alcaldes fiscalizados

La fiscalía llama  declarar como investigados a los alcaldes indepes por actos aún no cometidos.
Aquí.

A ver qué hacen los alcaldes y qué dicen los tribunales.

Por la misma regla preventiva de tres deberían llamar a declarar al Govern y a la Presidenta del Parlament.

El choque de trenes era esto.





Juez censor

Tiene toda la razón del mundo Esther Palomera: no debió este juez extravagante prohibir ese acto (ni pedirlo el PP), triste favor a la democracia le hacen y menuda gasolina para el relato victimista.

Aquí.


...

El juez,  además se permite hacer historiografía de salón:

" [...]la soberanía del pueblo español que se atribuye, según el propio texto constitucional, al conjunto de todos los nacionales y no a cada una de sus divisiones territoriales, divisiones que por otro lado son contingentes y variables, como demuestra nuestra historia”.


¿Es la variabilidad y contingencia de las divisiones territoriales a lo largo de la Historia lo que determina el asiento de la soberanía del pueblo español?

Hay que revisar urgentemente las pruebas de acceso a la judicatura.

Sofisma que algo queda

Carles Campuzano tergiversando y enredando en TVE (La Noche en 24H) hace un par de días sobre la Constitución como supuesta base legal del referéndum ilegal.

Aquí (mintos 52 a 54).


Pretendía Campuzano que dado que la Constitución daba a la población de Cataluña, País Vasco y Galicia la palabra final en la aprobación de sus Estatuto vía referendos (igual que en las demás CCAA, por cierto), eso permitía que Cataluña celebre ahora un consulta secesionista, entendido ésta como un forma de autogobierno más (y máxima).


Aquí el artículo 151 de la CE, su sinopsis y su génesis.



martes, 12 de septiembre de 2017

¡Que informen ellos!

Le Monde pide esta tarde en digital (y mañana en papel) una solución a la escocesa para Cataluña, algo que no querría muy probablemente para Córcega o Bretaña, pero una cosa es predicar y otra dar trigo. Y la Realpolitk tiene en cuenta a las masas en marcha, sobre todo en democracia, donde marchan alegremente.

Demuestra este editorial, que la decisivo será la percepción del problema internacionalmente, pues es un problema europeo. Y por tanto hay que tomárselo muy en serio.

No hay que caer en el ¡que informen ellos!

Aquí.

Y aquí en tradu exprés.

“Independencia de Cataluña: poner un poco de cordura entre Barcelona y Madrid”
El enfrentamiento parece programado. El presidente de la región separatista de Cataluña, Carles Puigdemont, y el primer ministro español, Mariano Rajoy, están en conflicto abierto. El antagonismo rara vez habrá sido tan intenso. Puigdemont y los separatistas catalanes se preparan para organizar, el 1 de octubre, un referéndum sobre la independencia de Cataluña. El gobierno central ya lo ha declarado “ilegal”.
Desde 2010, dos lógicas chocan en una total ausencia de diálogo. Cada parte está tan segura de sus derechos que parece abocada a la sobrepuja: los partidarios de cada bando creen que todo compromiso sería recular. Es una espiral peligrosa: para toda España, para Cataluña y para Europa.
Este lunes 11 de septiembre el gobierno catalán coronó con éxito su demostración de fuerza: según la policía municipal, un millón de personas marcharon para pedir la independencia. El éxito de esta movilización es otro argumento más en favor de que Puigdemont imponga su referéndum: “¿Quiere que Cataluña sea un estado independiente en forma de república? “.
A cada acción del gobierno catalán, Madrid responde acudiendo a la justicia, que le da la razón. El Tribunal Constitucional ha prohibido la organización de esa votación. Madrid está presionando a los funcionarios para que se nieguen a organizarla. Barcelona está ejerciendo la misma presión sobre los ayuntamientos catalanes para que la lleven a cabo.
En 2010, el Tribunal Constitucional había anulado parte del Estatuto de Autonomía de Cataluña, aprobado en 2006 por el anterior gobierno socialista y que fue ampliamente aprobado en referéndum. El estatuto respondía a las aspiraciones de esta región, que produce una quinta parte de la riqueza española. Pero Barcelona respondió a la sentencia con un millón de personas en la calle para exigir la autodeterminación. A ello siguió la organización de un simulacro de referéndum en 2014, que no hizo más que irritar a Madrid.
La sobrepuja continuó. Puigdemont, feroz partidario de la independencia, gobierna con el apoyo de un grupo de extrema izquierda anti-europea, la CUP. La hostilidad hacia Madrid es el único aglutinante de un gobierno regional frágil: los separatistas lograron sólo el 48% de los votos en las elecciones regionales de 2015 (pero la mayoría de escaños).
Los sentimientos anticatalanes se exacerban en España, y los antiespañoles en Cataluña. Ejemplo de esto último, los silbidos de los que el rey y Rajoy fueron objeto en la manifestación contra el terrorismo después de los ataques de Barcelona y Cambrils del 17 de agosto. ¿Qué decir de los millones de españoles procedentes de otras partes del país que han ido a trabajar a Cataluña y que se ven atrapados en este conflicto?
Madrid priva de voz a los catalanes que están en contra de la independencia. El 1 de octubre, si la consulta tiene lugar, sólo los independentistas irán a votar, y se embolsarán una victoria,que será inmediatamente considerada ilegal. Tanto por un lado como por el otro vemos la absurdidad de este referéndum “salvaje”, pues la batalla va a continuar.
Madrid debe prestar oídos a la reivindicación de cientos de miles de catalanes que han marchado durante cinco años en las calles y que, inicialmente, no estaban pidiendo la independencia sino el derecho a pronunciarse, como fue el caso de los escoceses. El primer ministro David Cameron autorizó a Edimburgo organizar una votación: los secesionistas la perdieron. Rajoy debe seguir este ejemplo a la par que convence a una mayoría de catalanes de esta verdad: su futuro europeo está en España”.

Los otros

Si Franciso Candel levantara cabeza...

Aquí.


Penalmente, poca cosa

Penalmente, poca cosa, para los que rompen el marco.
Aquí.


....

El único delito que acarrea teórica cárcel es el de malversación.




26 sombras de gris

Cristian Campos es un ojeador muy fiable de la realidad catalana, con muchos matices de grises.

Aquí.



El pensador

Félix Ovejero es el pensador que mejor piensa, desde hace años, la cuestión catalana.

Aquí.


La política pocas veces tiene que ver con la filosofía, y apenas con el pensamiento; la ideología es un sucedáneo de la religión: muletas para tullidos.

Y sin embargo, sólo un pensamiento de calidad sobre un problema puede alumbrar vías de conocimiento.




Muerte accidental de una libre(ra)

Ha muerto Castells, la librera más libre de España.

Aquí.

Y con ella un poco los libre/os.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Instituto Vieja Historia

Henry Kamen debería tener un programa de historia en televisión patrocinado con el dinero publico y que emitieran en bucle sus clases sobre la Guerra de Sucesión y aledaños.

Aquí.

Ventrílocua

La alcaldesa de Hospitalet es... ventrílocua.

Aquí.

La de Barcelona, un agente doble. O triple.

Otegi ese hombre carlista

Nicolás Redondo Jr. dice en TVE, 24H, que la presencia de Otegi (aplaudido esta mañana ante el monumento de Casanova) en la Diada es lógica: él se junta con los que quieren romper el sistema del 78.

A su lado, Josep Ramon Bosch de Societat Civil Catalana dice que en los feudos carlistas donde gobierna la CUP triunfa el relato indepe. Y que el relato español es "perdedor".

"El 80% de los catalanoparlante han desconectado de España".
"Se impone un nuevo relato ilusionante a partir del 2 de octubre".

Y recuerda que según el CEO las rentas más altas en Cataluña votan a la CUP y las más bajas al PP.

Teveprusés

En TV3 (Canal 3/24), 11h 15, le preguntan a una niña de unos 10 años de visita al Parlament, jornada de puertas abiertas:

"-Hola, veo que te ha gustado el Parlament, eh... Dime ¿ y qué sillón escogerías tú para sentarte, si pudieras? ¿El de Carles Puigdemont o el de... no sé, el de García-Albiol (sic)?

- Bueno, no sé quién ese García, pero no se suena así como muy bien... escogería el de Puigemont".
- Muy bien, el de Puigdemont, pues".









Jodíos

Rivera en petit comité.
Aquí.

Ciertamente, el Gobierno lo tiene muy jodido, y puede que llegue tarde.

domingo, 10 de septiembre de 2017

Sigmatizando a los viejos y nuevos partidos

Sigma Dos siempre sorprende: el PSOE sigue subiendo y subiendo y subiendo desde que el Revenant ha vuelto, acercándose seriamente al PP.

La crisis catalana no parece sentarle mal.

El PP se mantiene maque pierda.

Podemos y C's retroceden

PSOE y Podemos suman 46% frente a un 43% de PP y C's.

Aquí.

¿Moción de censura o elecciones anticipadas antes de Navidad?

¿Por qué sueñan las mayorías con urnas eléctricas?

¿Por que la mayoría no indepe calla?
Aquí.


Piqué, Josep, poniendo el dedo en la llaga: claro que la fuerza del independentismo es cuestión de apoyo social.

Aquí.

La impotencia gaulliana del poder

Rosell haciendo radiografía tras radiografía del problema catalán, que es el problema español.

Aquí.

Y Cayetana Álvarez de Toledo, con sus unidades didácticas.

Aquí.







sábado, 9 de septiembre de 2017

¿Que no puedes votar?, ¡pues Tuturull...!

Aquí, el consigliere Turull explica cómo imprimir la papeleta del òc/no para evitar la escasez de papel el día de autos.

Este do-it-yourself cuadra perfectamente con el espíritu república de mi casa IKEA.

El censo también lo pueden llevar puesto de casa, (y la vuvuzela), total, el resultado también ya está a punto.

La cosa es que haya algunos Noes, por el qué diran.











Los enemigos de mis enemigos

Leo este titular en El País: "Euskadi ve poco modélica la actuación del Parlament".

Y me da la risa. Ellos, que fueron tan modélicos cuando perseguían el mismo designio.


Pero, quia, los recogenueces y los ex violentos vareadores estarán, eso sí, presentes el 1-0.

Otegi, ese hombre de paz, encabezará la delegación abterztale.

No muy lejos desfilarán los prebostes del PNV.









Las cloacas de Can Roures

León Gross y su lucidez habitual.
Aquí.


Claro que Podemos y los colautas serán claves en el otoño en llamas que se avecina.


Es el relato, estúpidos

Tobeña mira con ojo experto y entomólogo al indepe.
Aquí.

La que se avecina.

viernes, 8 de septiembre de 2017

El último mambo en Cadí

El vídeo de la CUP rodado en la sierra del Cadí, hay que reconocerlo, tiene su gracia.
Se podrían haber ahorrado el atrezzo, eso sí, e ir de diario.

Aquí.

Pero a ver quién baila el último y mejor.


jueves, 7 de septiembre de 2017

Querida Becerra

le escribe el presidente del PE Tajani a Becerra, en relación con el asunto catalán, afirmando que quien va contra la Constitución española va contra el entramado jurídico de la UE (ex artículo 2 del TUE)
Aquí.

Si esto es así, se plantean dos cosas:

¿Se puede acudir a la justicia europea para ir en contra de lo que va en contra de la UE en Cataluña?

Hágase, pues.


Y algo aún más inquietante:
La constitución de Polonia (o de Hungría o del país de turno) que decida modificar su carta magna en el sentido que le parezca oportuno, ¿es algo amparado por los Tratados?


Persas de Londres

¿Ha muerto o ha quedado tocada la democracia en Cataluña ayer?

No hay que ser un (falso) persa de Montesquieu para poder interesarse por cómo lo ven los vecinos.

The Guardian lo ve de este modo, por ejemplo.


Aquí.

Y aquí en tradu exprés.

  
" Cataluña votará la independencia a pesar del enfado de Madrid

El Gobierno español ha acusado al Parlamento catalán de haber cometido una "atropello constitucional y democrático" al aprobar una legislación que permite celebrar el duramente disputado referéndum el próximo mes.
Este miércoles por la noche, la coalición gobernante y pro soberanista de la región -que tiene mayoría en el Parlamento catalán- logró que se aprobara la ley de referéndum a pesar de las airadas objeciones de los diputados de la oposición, quejosos de que se habían ignorado los procedimientos parlamentarios habituales.
La ley fue aprobada en Barcelona por 72 votos después de que 52 diputados de la oposición saliesen en protesta de la Cámara al final de una airada sesión de 11 horas.
La medida fue denunciada por el Gobierno español, que una vez más dijo que haría todo lo posible, legal y políticamente, para impedir que la votación se produzca el 1 de octubre.
El primer ministro español, Mariano Rajoy, ordenó a los abogados del ejecutivo a presentar una demanda ante el Tribunal Constitucional para que se anule la votación.
La fiscalía también anunció que está preparando una querella contra parlamentarios catalanes -incluida la Presidenta, Carme Forcadell- por desobedecer las resoluciones judiciales anteriores que prohíben tomar medidas legislativas en pos de la independencia.
Los separatistas catalanes insisten en que la rica región del noreste tiene un derecho político, económico y cultural a la autodeterminación.
Pero Madrid se opone a la independencia, argumentando que es una violación de la Constitución, y se ha negado a ofrecer un referéndum al estilo escocés sobre el asunto.
La viceprimera ministra de España, Soraya Sáenz de Santamaría, calificó la jornada de "bochornosa" y una traición a la democracia y a la Constitución española.
Añadió que Forcadell y los suyos habían despreciado la ley y a sus compatriotas al aprobar dicho proyecto de ley, y que Forcadell "no sabe lo que es o no es una democracia".
Sáenz de Santamaría continuó diciendo que "el Gobierno defenderá la libertad, la democracia y la convivencia. No vamos a consentir que la ley se incumpla en España. Que nadie dude de que sabemos lo que tenemos que hacer y lo haremos”.
Un portavoz del partido centrista Ciudadanos acusó a Forcadell y otros de convertir el Parlamento en "El Teatro Nacional  de Cataluña", mientras que el líder nacional del partido, Albert Rivera, declaraba que el país estaba viviendo "un golpe contra la democracia".
Más tarde, el miércoles por la noche, Inés Arrimadas, líder de Ciudadanos en Cataluña, anunció su intención de presentar una moción de censura contra el presidente catalán, Carles Puigdemont, para forzar unas nuevas elecciones autonómicas.
Forcadell, veterana activista por la independencia catalana y miembro de la coalición gobernante Junts pel Sí, ya arrostra diversas imputaciones penales por desobedecer al Tribunal  Constitucional español en julio del año pasado al permitir un debate parlamentario sobre una hoja de ruta para la independencia.
En un tuit del miércoles, anunció que recusaba a los miembros del Tribunal, argumentando que éstos eran cargos políticos y que como tales representaban "otra extensión del Estado, que ha perdido toda legitimidad".
Forcadell es uno de los políticos separatistas catalanes de mayor rango que ha sido llevado ante la justicia.
En marzo de este año, el ex presidente catalán, Artur Mas, fue inhabilitado de cargos públicos durante dos años después de ser declarado culpable de desobedecer al Tribunal Constitucional español por celebrar un referéndum simbólico de independencia en noviembre de  2014. También fueron condenados , e inhabilitados temporalmente, la vicepresidenta Joana Ortega y la ex consejera de Educación Irene Rigau.
El martes, el Tribunal de Cuentas de España ordenó a Mas y a otras 10 ex autoridades catalanas reembolsar al Estado el coste de 5,1 millones de euros del mencionado referéndum.
Según una encuesta de finales de julio, el 49,4% de los catalanes está en contra de la independencia, mientras que el 41,1% lo apoya. Sin embargo, una encuesta de esta última semana determinó que si el referéndum se celebra, la campaña sí obtendría el 72% de los votos con una participación del 50%.
El Gobierno catalán no ha fijado un umbral de participación mínima y ha declarado que la votación será vinculante independientemente del nivel de participación.
Hace tres meses, Puigdemont anunció que el referéndum se celebraría el 1 de octubre y que se preguntaría a los votantes: "¿Quiere que Cataluña sea un país independiente en forma de República?".
Más del 80% de los consultados optó por la independencia en la consulta de 2014, aunque sólo participaron 2,3 millones de los 5,4 millones de electores de Cataluña.
El Gobierno catalán insiste en que los resultados de la votación de octubre serán jurídicamente vinculantes. Si tiene éxito, el Gobierno regional declarará la independencia de España  48 horas después  del resultado que avale la construcción de un estado soberano.
En un discurso en Madrid el pasado mes de mayo, Puigdemont dijo que su gobierno tenía un compromiso "democráticamente inviolable" con el referéndum, y acusó a Rajoy de no hacer nada "serio, sincero o real" para abordar el tema.
La mayoría de los catalanes está a favor de un referéndum para resolver la cuestión de la independencia, pero las encuestas sugieren que están divididos sobre el tema."
Sam Jones




... 
Así lo ven los persas de Londres.

Cárcel para aliviar el bochorno

Anson pide cárcel... porque sabido es que eso vuelve blando.

Aquí.

A Anson y a otros les duele el bochorno (de ayer) como a otros les dolía España.

El bochorno por actos ajenos es uno de los sentimientos más peculiares (y patrios) que puede embargar a un ser humano.

Qué bochorno, papi.
Ojalá el mundo no lo hubiera visto, repiten algunos políticos y opinadores (la prensa extranjera no se ha rasgado ninguna vestidura por cierto, como es lógico, y se ha limitado a dar cuenta de lo ocurrido)


Sentir bochorno (vergüenza, alipori, etc) por lo que hacen otros es mucho identificarse al otro.

...
El único bochorno ajeno al que uno puede apuntarse con cierta dignidad es el de género, pro ejemplo el del día después de la liberación de Auschwitz.




Discurso de clase

El diputado Sánchez del PP acaba de decir en la tribuna, (11h), con ocasión del debate sobre una de las leyes menores de la desconexión de contenido social (Agència Catalana de Protecció Social),  que el CEO indica que los votantes de la CUP se sitúan en la clase económica más  favorecida en Cataluña.
Alguna de la banca cupera le ha gritado: "¡Se debe al nivel de estudios!".

"Eso es discurso de clase", le ha contestado Sánchez.

Eso es lo que abochorna: que esto sea verdad.

Lo otro, no. Lo de ayer no debería abochornar a nadie: es un reflejo de la voluntad del rodillo independentista, sin más. Sólo podría abochornar a los rodilleros.

Nada habría cambiado en cuanto a sus consecuencias prácticas y objetivas si ayer la oposición, aparte de hacer uso de la palabra durante horas, en un ejercicio vano de filibusterismo (¿qué pretendían?, ¿retrasar unas horas la aprobación de la ley?, pues ya sabían que iban a ausentarse a la hora de votar), hubiera conseguido lo que buscaron inútilmente: poder presentar enmiendas a la totalidad o que se leyeran las notas de los letrados y del Secretari General o que se pidiera la opinión preceptiva (pero no vinculante) del Consell de Garantíes.
Nada habría cambiado, si no ayer, en cosa de dos o tres días el resultado habría sido el mismo.

Lo bochornoso es que 11 diputados de CSQP, que criticaron (Coscubiela con brío, Fachín como un tonto de pueblo) la ley y el procedimiento, en lugar de ausentarse se quedaran para participar, haciendo que hubiera 83 diputados en el hemiciclo en el momento de votar un ley que "disolvía" España. 83 diputados de 135 votaron.

Eso indica que, contrariamente a lo que afirma una y otra vez la oposición (los contrarios al movimiento centrífugo no son mayoría social), además de ser mayoría política absoluta, sí son mayoría social.

Ay.

Ahora empieza el mambo

reza el tuit de la CUP y afines...
Aquí.
...
Más se asemeja a un gang-bang a la Constitución.

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Ensayo de cántico en el templo (y la señora Martínez)

La diputada Martínez de Podem,  una vez ausentados los diputados del PP, C's y PSC, ha recogido las banderas españolas que habían dejado en el respaldo de sus escaños unos diputados del PP, junto a sendas senyeras.

La presidente Forcadell le ha pedido que la vuelva a colocar inmediatamente, pero son ellas las que mandan, las cuperas, algunas con barba y calvas, han hecho oídos sordos.

Tras la votación, con las vergonzantes 11 abstenciones del Catalunya Sí Que Es Pot, que afean la meritoria labor parlamentaria de Coscubiela, los sediciosos han cantado Els Segadors.

No han desafinado, todo hay que decirlo. Lo tenían ensayado.

...
Y Albano Dante Fachín también cantó.

I like to hate

La odiadora de FB ha perdido su trabajo.
Bien está.
Pero ¿qué ocurre con los casi ocho mil likes que obtuvo su llamada a la violación genocida (y que han desaparecido de las informaciones...)?

Aquí.

Atropello antijurídico

La ley que los independentistas quieren aprobar atropelladamente y poniéndose el mundo por montera, es ilegal.

El secretario general del Parlament y el Consejo de Garantías ha lanzado claras advertencias.

Los tribunales han de actuar.


Aquí por qué la ley es manifiestamente contraria a derecho.

martes, 5 de septiembre de 2017

Genocida

No es apología de la violencia machista ni siquiera exaltación de un delito como el de violación; es odio ideológico lo que subyace en esta amenaza delictiva, un delito de odio contra quien encarna los valores de la Constitución, como cuando la violación sistemática se usa como arma en los genocidios.

Aquí.


Si no es condenada a una pena severa, será un aviso a navegantes para las próximas semanas en Cataluña, donde los que no estén con los unos serán señalados como enemigos de todos.


...
Universitaria y trabaja para Indra. Que du joli.




Morciguiilo Montoro

Montoro, cual morciguillo draculín, amenaza a los ciudadanos de Cataluña con sanciones si pagan a la futura Agencia Tributaria del por entonces recién fundado Estado catalán. Es decir, da por posible tal ley y tal Estado de antemano.
Y se ceba en las víctimas de éste, a las que quiere también víctimas suyas.
Todo muy edificante y fundamentado.

Aquí.

El mazo de la maza y del supremo

Ante el rey, el fiscal general del Estado, Maza, avisa de que los todos fiscales están listos y atentos para hacer frente al desafío independentista. Y lo dice rectamente, no entre líneas.

Justo después, ay,  saca pecho por la "autonomía" e independencia de la institución.


Nobody is perfect.



A su vez, el presidente del Supremo, Lesmes, ha entonado un encendido canto constitucional a la unidad de España, y ha advertido que "nadie sufrirá por cumplir la ley" en alusión al asunto catalán.


(Orillando la doctrina del TC de 2014 sobre el derecho a decidir, que"expresa una aspiración política susceptible de ser defendida en el marco de la Constitución". 






Golfistas

Isabel San Sebastián, en el secreto del serrallo, dice que el gobierno central está roto.
Aquí.

Y Anson, entretanto, cenando con un catalán que dice que cada vez hay menos indes y que por eso buscan muertos.
Aquí.

Pero la demoscopia, in tempore non suspecto, de El Español es muy elocuente:
Aquí: 72 a 28 y quórum.


El que no está roto es el Govern de los delincuentes legales, esos golpistas de corbata, de Diari Oficial a los que se trata más que como golfos como si fueran golfistas: good shoot!, de hoyo en hoyo, y tiro porque me toca, y siempre, claro, bajo par.


Basta ya 1923

A Fanjul no le tiembla la inteligencia cuando discurre sobre el hecho religioso musulmán y otra hierbas.
Aquí.

...
Y vivan las mujeres egipcias de 1923 que dijeron basta ya.



lunes, 4 de septiembre de 2017

Populismo ciudadano

CAT pone la daga en la llaga, donde otro pone la espada.

Aquí.


El populismo, por ser de extremo centro, no deja de ser populismo.


...
Y Macron en chute libre.

Uno a cero cómodo

Las encuestas, incluso las menos sospechosas, lo confirman: se puede alcanzar el quórum del 50% el  1-0 con cierta facilidad.

Aquí.

Con un 55% de participación, el SÍ, a poco que voten SÍ los mismos que votaron SÍ del 9-N, puede llegar al 63%. Y ése sería su peor resultado, pues dudosamente el 47% restante de votos iría al NO.

Es decir, este victoria por "uno a cero" el 1-0 se pagaría poco en la casas de apuestas.






domingo, 3 de septiembre de 2017

Los años perdidos

Rosell, marcando línea, resume perfectamente causas y concausas del Proceso, esos años perdidos, y lo que nos rondarán.

Tambores del tiempo.

Aquí.


Ante la semana decisiva.








Íntimamente se sabe

... que esta vez va la vencida, dice Puigdemont en La Vanguardia Catalana.


Aquí.

Y saca el tema de la participación.


Es cierto que ha habido referéndums incuestionados con menos del 50% de participación, como el que se dice sobre la Constitución Europea, o sobre el propio Estatut de Cataluña, y que un Macron ha ganado unas legislativas con menos de un 16% !!  de apoyo de la población sobre el 100% del censo llamado a votar, y eso no pone en tela de juicio el Parlamento francés actual.
Sin embargo, por mucho que diga, Puigdemont sabe que el fracaso no es que vote un 20%, sino que no se supere ese listón clave del 50%. (La victoria del SÍ ni se cuestiona, está garantizada en una consulta ilegal como ésta en que sobre todo votarán los partidarios de la independencia).

En Escocia y en Quebec (dos veces) la participación fue superior al 50%); idem en el Brexit. Etc.

Sólo una participación del 50% o más modificaría la percepción de las cosas por parte de la comunidad internacional, y la distinguiría del 9-N (37% de participación, pero sobre un censo ampliado a extranjeros y a menores (16 y 17 años), un 37% que es de facto un equivalente a un 43% del censo autonómico, que es el que usarán el 1 de octubre).

Es decir están sólo a 7% del objetivo. Eso lo saben ellos y lo sabe Rajoy.

Después de los atentados y del chute del "no tenim por", es razonablamente alcanzable esa cota el 50%.

Luego que la victoria del SI sea del 80%, 70% o 60% es ya secundario. Y paradójicamente, tendría más valor un 60% de SÍES con una participación del 65% ...que un 80% de SÍES con una participación del 51%.


Pensar que el nivel de participación no es importante es no entender cuál es el movimiento de fondo; y que es, de hecho, lo único que en cierto modo "legitima" a su manera este proceso secesionista: el leit motiv de que hay una voluntad popular y de que existe un pueblo catalán. Es algo que se puede negar, pero también se puede afirmar. Sólo la fuerza de los hechos consumados inclina la balanza.

(Israel la hicieron unos terroristas judíos contra el Reino Unido sobre ese tipo de bases y ahí está. Ojo, es una semejanza de relaciones y no una relación de semejanza, que diría Félix Ovejero.
Claro que no es lo mismo Cataluña que Israel, pero Israel se hizo contra muchas leyes y por la fuerza; esto es, las cosas adquieren una naturaleza distinta antes y después de que se produzcan y en función de si triunfan o no).

Por otro lado, un golpe de estado (que es lo que es técnicamente el 1-0) que se fragua con urnas (y si es el caso, y una participación de más de la mitad de la población con derecho a voto) es un tipo de golpe de estado peculiar y de lectura abierta, pues en vez de realizarse por las armas o desde un parlamento irredento se hace con unas formas aparentemente democráticas y dando la voz al demos (o a parte del mismo ubicado en un territorio). Por ello habrá observadores internacionales, pingüemente pagados: para que todo revista unas formas democráticas referendarias al uso.

Es el gran acierto marketing del independentismo: romper unilateralmente usando formas consagradas democráticas. La jugada es maestra, hay que reconocerlo.

(Y no tiene sentido pretender que es lo mismo arrogarse la capacidad secesionista que decidir sobre otro tema, como algunos dicen: "es lo mismo votar unilateralmente sobre la independencia que declarar la guerra química a las Malvinas o decidir que los zurdos pagan el doble de impuestos o que las mujeres no voten".  No, no es lo mismo. Por mucho que jurídicamente lo sea o pudiera serlo, no es lo mismo: la aspiración autodeterminación en sí es, a pesar de todo, una aspiración legítima según el propio TC español. Lo otro, no, pues choca con principios elementales de derechos humanos recogidos en convenios o avasalla al derecho internacional.

El independentismo busca desesperadamente la doble mayoría en escaños (ya la tiene) y en votos directos (fracasó en ello en esas misma elecciones de septiembre de 2015).

Si el referéndum se para "físicamente", ya sea por vía de excepción, ya sea por vía de ejecución de sentencias del TC, se convocarán unas autonómicas antes de Navidad, con el mismo propósito: la doble mayoría en escaños y en votos. Para los independentistas, este plan B entraña más riesgos, lógicamente, pues con una participación normal en torno al 70 y pico %, las probabilidades de no obtener la doble mayoría buscada aumentarían.
Pero sigue siendo un objetivo alcanzable; bastaría con que los constitucionalistas se abstuvieran un poco más de la cuenta, sin ir más lejos; o que hubiera un trasvase de votos del PSC y de Colau hacia ERC.


Y hoy por hoy la respuesta política al proceso es pedir unas autonómicas. En el fondo, los constitucionalistas saben que son las urnas las que han de hablar...

Pero el riesgo subsiste: si en esas autonómicas se da la doble mayoría de escaños y votos (en septiembre se quedaron a menos del 3% en votos), la DUI se producirá.

Y el gobierno central podrá volver a poner en marcha los mecanismos que ya usó para parar el 1 de octubre, pero, ay..., esta segunda vez las cosas serán mucho más complicadas, y nunca volverán a ser como antes: o se impone la independencia o se abre una crisis constitucional en España, que es el escenario soñado por Podemos.


sábado, 2 de septiembre de 2017

El poderoso imán de las religiones

Gérard Biard, jefe de la redacción de Charlie Hebdo, y otro valiente como Riss, ha escrito este semana otro artículo en respuesta a las acusaciones de amalgama terrorismo islamista/religión musulmana.


Aquí un entrevista en el El País en el aniversario de lo atentados que sufrió la revista satírica.


Y aquí una tradu exprés de su texto de esta semana. (en francés, aquí)


Religión y violencia: basta de amalgamas

No hay jerarquía en la organización religiosa del Islam; en todo caso, no oficialmente, pero sí hay autoridades morales que se definen como tales. Es muy práctico. Ello permite que Tareq Oubrou, imán de Burdeos, pueda echar balones fuera cuando le preguntaron en la radio France Inter sobre el imán de Ripoll que habría radicalizado a la célula terrorista responsable de los atentados de Barcelona y Cambrils: “El Islam no es el catolicismo –contestó-, cualquiera puede considerarse imán y ejercer. A partir de ahí, no cabe buscar pues una relación, cualquiera que sea, entre lo que este imán pudo predicar y la palabra del Profeta". 
Es, por lo tanto, la típica respuesta hoy tan al uso: el terrorismo islamista no tiene nada que ver con el Islam, ni siquiera tiene que ver con algo relacionado con la religión.
Dicho por el imán de Burdeos la cosa tiene su lógica: él defiende su negocio y el eslogan que sirve para vender su mercancía: “Dios es amor”. Lo que tiene menos lógica es que la periodista que lo entrevistaba no le recordase algunos hechos que permiten relativizar el pacifismo religioso. Por ejemplo, el hecho de que quienes cometen los atentados se reclaman del Estado Islámico y no del Estado sin Dios. Que los fanáticos que se inmolan en medio de la gente o que rebañan los cuellos de los viandantes lo hacen al grito de “Allah Akbar” y no de “Pásame el salero”. Que se consideran soldados de una guerra santa. Que no matan por amor al arte... de matar, sino para servir a Dios. Que los Estados que financian el terrorismo –Arabia Saudita, Qatar, Irán…- son teocracias islamistas. Que todo empezó cuando un dignatario religioso –el ayatolá Jomeini- condenó a muerte a un escritor –Salman Rushdie- que fue decretado blasfemo, y que llamó con una fatwa a todos los musulmanes del mundo a ejecutarlo allí donde éste estuviera. Que en los innumerables mensajes de amenazas e insultos que recibimos en Charlie después de la publicación de un dibujo considerado impío o islamófobo, la mayoría de ellos recoge la promesa de que Alá nos comerá los huevos y se calzará a nuestra madre. Que la ideología que motiva este odio halla su origen en un texto proclamado santo que se llama El Corán. Es sin duda posible que algunos lo lean trapaceramente. Pero si admitimos que el texto está sujeto a interpretaciones, entonces también podremos equivocarnos cuando afirmamos que no predica la paz ni el respeto al prójimo…
Ninguna religión puede ser, por definición, “de paz” o “de guerra”. Una religión, cuando se circunscribe a lo íntimo, es una muleta existencial, un medio de dar respuestas simples a cuestiones complicadas, una fuente de reconfort, un masoquismo saciado, qué más da lo que sea en tales casos; en la medida en que no quieran embarcar a los demás, sólo debería importarle a los interesados. Pero cuando se amplía al colectivo, se convierte en un instrumento de control social y político. Y en este sentido, no se puede descartar que someta, encarcele, torture y masacre a tutiplén con el único objetivo de ejercer un poder 100% terrenal. El integrismo, el oscurantismo y el fanatismo no son disfunciones, son elementos consustanciales al “hecho religioso”. Durante siglos se mató en nombre del cristianismo, y alguno que otro cristiano echa de menos hoy aquellos tiempos triunfales. Incluso el Budismo, que se supone es la religión más guay de todas, causa estragos en Birmania. El estado normal de una religión, cuando desciende a la arena política, es el totalitarismo, y sus instrumentos preferidos son la brutalidad, e, incluso, la barbarie. El Islam no es la excepción.
Que esta evidencia no pueda decirse ni ser atendida, que se acuse de “amalgamar” en cuanto se establece un vínculo entre un terrorismo que se autoproclama religioso y el Islam, entre el Corán y la ideología totalitaria que se inspira en él, entre Dios y las atrocidades que se comenten en su nombre, es algo que plantea un grave problema. 
No sólo es una inepcia intelectual sino que es aceptar que la fe –y todo lo que ésta acarrea consigo– se imponga un vez más sobre la razón”.


Gérard Biard, redactor jefe [todavía vivo] de Charlie Hebdo.

...
Amén.

viernes, 1 de septiembre de 2017

Aplastando al infame Voltaire

El editorial sobre el editorial doble de la semana pasada en forma de portada, y la polémica desencadenada sobre “El Islam como religión de paz... eterna” ilustrado por la camioneta asesina de las Ramblas de Barcelona.



Aquí en francés.

Y aquí en tradu exprés:

Reflexionar puede perjudicar gravemente la salud

"La portada del último número de Charlie Hebdo ha dado que hablar más que de costumbre. Asociar la fórmula “Islam, religión de paz” al adjetivo “eterna” ha disgustado a algunos. Se nos reprocha amalgamar la religión musulmana con la muerte. Esta acusación es inaceptable. Charlie Hebdo nunca ha amalgamado el Islam con algo que no tuviera que ver con él. Nunca hemos amalgamado al Islam con el cáncer, el exceso de velocidad, la canícula, las inundaciones, el calentamiento global o los perturbadores endocrinos. Simplemente hemos constatado que, demasiado a menudo, moría gente inocente en el mundo asesinada a manos de musulmanes tildados de integristas, que querían poner en práctica la suras del Corán que llaman a asesinar a los infieles Aun cuando el Corán no se reduce a esos pasajes que glorifican el asesinato, no se puede echar balones fuera y contentarse con repetir esta frase demagógica y huera: “El Islam es una religión de paz”.
Para ser justos, hemos de precisar que el Corán no ostenta el monopolio de la violencia. Contrariamente a lo que suele creerse, Cristo no se limitó a pronunciar palabras de amor y paz. El cristianismo también fue, en su día, una “religión de paz …eterna”. “Fuego vine a echar en la Tierra; ¿y qué quiero, si ya se ha encendido? “ (Lucas, 12: 49).  “No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer la paz, sino la espada.” (Mateo, 10, 34).
Así hablaba Jesús cuando estaba de malas, si damos crédito a los evangelistas Lucas y Mateo. Estas palabras belicosas parece que han sido olvidadas con el tiempo para dejar espacio a un Jesús reinventado, más en sintonía con las exigencias del mundo moderno. Un Jesús pacífico, barbado y melenudo que predica el amor entre los hombres, como un hippy de ojos enrojecidos por el humo de sus propios porros.
¿Acaso los musulmanes y sus imanes están dispuestos a excluir definitivamente del Corán los numerosos llamamientos a asesinar que en él se hallan? ¿Quién se atreverá a modificar la palabra revelada del Profeta sin temer que le den el pasaporte, a su vez, para “la vida eterna” a base de kalashnikovs? No son numerosos los religiosos y los creyentes que se atreverían a dar tal paso. Y aun son menos numerosos los periodistas, intelectuales y políticos que se atreverían a hablar de ello. El malestar de los musulmanes es tanto mayor por cuanto se sienten obligados a condenar los asesinatos cometidos en el nombre del Islam, pero al mismo tiempo, a conservar los pasajes violentos del Corán, puesto que fue el propio Mahoma quien se supone que los escribió.
Las puertas de salida que quedan son pues escasas. Se puede recurrir a la “relectura” del Corán, proponiendo nuevas traducciones que atenúen los pasajes más sanguinarios. Pero el ejercicio muestra enseguida sus límites, ya que la libertad del traductor no le autoriza a decir lo contrario de lo que Mahoma escribiera. Las reinterpretaciones del Corán llegan demasiado tarde en una época moderna en la que es complicado ocultar al público las manipulaciones de los textos, como fue el caso con el Nuevo Testamento. Los manuscritos de los Evangelios han pasado por tantas manos y han sido tan a menudo reformulados que resulta difícil distinguir las palabras auténticas de los añadidos y supresiones de todos aquellos que han ido recopiando los textos a su antojo durante siglos y siglos. Los musulmanes no tienen esa suerte. Son prisioneros de un Corán al que no le han encontrado todavía la puerta de salida.
Después de cada atentado, proclamamos que ello no cambiará nuestro modo de vida. Seguiremos yendo al restaurante, al cine y a tomar una copa en las terrazas. Lo que ha cambiado no es nuestro modo de vida sino nuestro modo de pensar. Ya no pensamos con tanta libertad.
Quien más quien menos tiene miedo. Los intelectuales temen ser tratados de islamófobos, los artistas temen por su carrera, los periodistas temen por su pellejo y los políticos temen por lo que ocurrirá en las siguientes elecciones. En cuanto se pronuncian las palabras “Corán”, “Islam” o “Mahoma”, todo el mundo agacha la cabeza y baja la mirada. Nadie se atreve ya a reflexionar sobre la religión en general y sobre el Islam en particular. Ya no hay lugar para la reflexión, pues se nos facilitan frases precocinadas tales como “El Islam es una religión de paz”, concebidas para dar cerrojazo a cualquier debate.
Cuando los hermanos Kouachi salieron a la calle, después de sus asesinatos, gritaron: “¡¡Charlie está muerto!!”, y lo hicieron de conformidad con las suras del Corán que ordenan a los musulmanes a matar a los infieles. Hoy las llamadas a matar a Charlie Hebdo se lanzan desde las redes sociales, sin embozo alguno. Los hermanos Kouachi no lograron destruir Charlie Hebdo, pero sí consiguieron trasladar su mensaje a la sociedad francesa: ¡Temed a Dios o moriréis! Así, como quien no quiere la cosa, en Francia las ideas parecen cada día menos influenciadas por Victor Hugo o Voltaire y más por los hermanos asesinos del 7 de enero".


Driss es el director [aún vivo] de Charlie Hebdo.


...
En verdad, en verdad os lo digo, la ele y la o hacen lo.

jueves, 31 de agosto de 2017

Pasar por Taqiyya

Interesante entrevista con el jefe antiterrorista europeo.
Aquí.


 "Los yihadistas cada vez más usan la taqiyya, el disimulo para pasar desapercibidos. Hay que mejorar en la parte humana y también la digital. Los servicios europeos cada vez usan más análisis de big datasoftware para prevenir cambios de comportamiento, pero no basta".



...
Enric Hernàndez debe aclarar cuanto antes dos cosas: por qué publica un documento supuestamente de los servicios secretos americanos que claramente no es un documento original sino un texto fabricado y con evidentes trazas de haber sido redactado por un no nativo en lengua inglesa, y quién ha elaborado esta capuza?

Y por qué se ha cambiado de lado el acento de su apellido.

Aquí.


...
A partir de ahí convendrá valorar la genérica información norteamericana que se supone llegó el 25 de mayo al Estado sobre un posible atentado en las Ramblas, y a la que, tras estudiarlo, no se le dio credibilidad alguna en Madrid y así se le comunicó a Barcelona.


No todo vale para detener al independentismo, porque entonces ¿qué diferencia a los leales de los desleales?





Un rey borrado, un rey de pueblo y un conde vanguardista

Aquí y aquí.


...
Gregorio Morán, que fue la coartada de La Vanguardia de Catalunya muchos años, a la puta rue por llamar por adelantado delincuente legal al consigliere Joaquim Forn, cuyo cometido es acabar el 1 de octubre con el home espanyol, como en su día se acabó con el homo sovieticus.


miércoles, 30 de agosto de 2017

La libra de carne para Erdogan

Hamzan Yalçin, el escritor turco-sueco sigue en Can Brians, detenido, a la espera de si se le extradita o no a la Turquía del sátrapa Erdogan.

Aquí.


Entregarlo equivaldría a lanzar un mensaje de abdicación a todos los demócratas turcos, intra y extramuros, de la prisión en que se ha convertido Turquía.

Diosecillos de un mal menor

Rivera cree, como tanto españoles, que Rajoy miente sobre la Gurtel y que cada vez que se le pregunta no cuenta lo que sabe.

Otro españoles creen que Rajoy no sabe lo que cuenta.

Aquí.

Más allá de la disyuntiva, lo que no (se) explica es la bondad de apoyar políticamente a un mentiroso, más allá del argumento teorético del mal menor.






Voces clamando

Un llamamiento racional al enderezamiento, pero, ay, clamando en el desierto.
Aquí.

Y un desespero emocional clamando en el "otro" desierto.
Aquí.





martes, 29 de agosto de 2017

La soledad de Soledad

Aquí.

Voteu NO si us plau

Un potencial 50% es independentista y, siendo muy optimistas, un potencial 50% que no lo es. ¿Pero estos últimos bastan para parar a los indepes?
No.
Y ello por razones evidentes: los primeros gobiernan, los segundos no pintan nada o apenas en Cataluña.

Hoy Gabriel Tortella dice cosas interesantes sobre las causas del caso.
Pero luego dice esto:
“…déjenme explicar por qué la mayor víctima de este golpe antidemocrático sería el pueblo catalán. Es muy sencillo: pese a los 37 años de adoctrinamiento, hostigamiento y coacción a que los nacionalistas han sometido al pueblo catalán, no han conseguido convencer a más de un tercio de los ciudadanos, como se ha comprobado en repetidas elecciones y como se vio claramente en el referéndum ilegal e irregular del 9 de noviembre de 2014. Pues bien, el presente Gobierno de Cataluña, consciente de que ese tercio de electores es su techo, proclama que el voto de esta minoría le legitima para declarar la independencia, en un referéndum que, en el más favorable de los casos (para ellos), será un calco del de entonces, con su ausencia de garantías y su bajísimo nivel de participación. Naturalmente, si el referéndum del 1 de octubre tiene lugar, sólo votarán los partidarios de la independencia, como en 2014. La mayoría se abstiene porque tiene miedo a las represalias y a que el voto no sea secreto (no hay garantías en estos referéndums irregulares), y porque saben que su Estado, el Estado español, les ha abandonado, como viene haciendo desde hace muchos años, y como volvió a hacer en la manifestación del pasado sábado. Ya ha dicho Puigdemont que con una mayoría simple de votantes ellos se considerarán capacitados para declarar la independencia. De modo que con un tercio de los electores, y sin la mayoría parlamentaria que el propio Estatuto catalán exige para su modificación, esta Generalitat golpista pretende legitimar su insurrección. Y el pueblo catalán, a callar, como viene haciendo desde hace muchos años.”

...
Pero se equivoca con los números.
Parece mentira que alguien lúcido, como Tortella, pueda hacer estos cálculos y hablar de un tercio, confundiendo churras con churros.
Veamos, datos wikipédicos: en las elecciones autonómica de 2015, Junts pel Sí obtuvo el 39,59% de los votos (con menos porcentaje hay partidos que gobiernan en solitario en muchos países), a los que hay que sumar el 8,21% de votos de la CUP. 
Los partidos inequívocamente independentistas suman pues 47,80% votos, y 72 escaños, mayoría absolutísima (68 escaños). En votos directos, 1 662 000 + 337 000, es decir: 1 999 000.
¿47,8% del censo que votó es un tercio, señor Tortella?

A estos casi dos millones, se podrían sumar, a los efectos de querer un referéndum sececionista, los votos que obtuvieron Colau y los suyos, 367 000 (8,94%).
Es decir, que por lo bajo quieren un referéndum secesionista más del 56%. 
¿Es eso un tercio, señor Tortella?
Pero si vamos al 9-N de 2014, veremos que votó el 37,2% de un censo hiper ampliado en que votaban menores de edad y extranjeros (2 300 000 votaron) y en favor del SI-SI, más del 80%, es decir: 1 832 000 (cercano a la cifra de 199 000 votos indes de las autonómicas de 2015).
Sobre un censo normal y no hiper ampliado, el porcentaje de SI-SI habría sido superior.
Veámoslo.
Cojamos el proceso electoral más reciente, elecciones generales de 2016, y su participación en Cataluña:  65,61% y 3 486 069 votos emitidos (aquí).
Es decir que si repitieran los fieles voto del 9-N con una participación de junio de 2016, ¡¡alcanzarían el 52,5% de los votos, mayoría absoluta!!, 

¿Es eso un tercio, ¿señor Tortella?

Declinado de otra manera: si el 9-N hubiera sido convocado con un censo normal (unos 5 300 000 electores, esto es sin esos menores y extranjeros postizos), los 1 832 000 del SÍ-SÍ habrían representado más de la mitad (52%) de los votos emitidos con una participación en torno al 65 % (3 490 000 votos emitidos).

Así pues,  el tercio ficticio al que se agarra Tortella es error y de bulto: esos casi dos millones de votos independentistas (o dos y medio de referendarios con los de Colau) no son un tercio más que respecto a un censo muy teórico que incluye un altísimo porcentaje de abstencionistas estructurales, y electores postizos (menores y extranjeros) que no votan en las generales ni autonómicas.

 Y si volvemos a datos de las dos elecciones generales de diciembre de 2015 y junio de 2016 (al no estar la CUP muchos votos van a Colau), veremos que sigue existiendo un 56% de votantes partidarios del referéndum, qe optan por partidos indepes o por los de Colau.
¿De qué tercio habla usted, señor Tortella?
Y en el otro lado, ¿quién está?
C’s, PSC y PPC. Ellos sí son un tercio. Pero me temo que de Flandes.

... 
Por eso,hasta la CUP llama a votar NO. Para hacer subir el porcentaje de participación cerca del 50%. Pues de la victoria del SÍ no duda nadie.

Una vez alcanzada la barrera del 50% de participación, que es un paso previo para recabar reconocimiento internacional, el SÍ a la independencia está garantizado: cuanto más se acerque la participación al 50% más clara será la victoria. 
Pero, paradójicamente, los indepes prefieren ganar con un 52% y una participación del 65%, que ganar más holgadamente con participaciones inferiores al 60% o al 55%.
Y como son conscientes de que la mayoría de los contrarios a la independencia no irá a votar en una consulta ilegal, saben que tienen la victoria asegurada, pero necesitan que muchos contrarios a la independencia voten NO. 
Ahora sólo obran para que la participación supere un poco la del 9-N.
Casi solo esa participación se alcanzaría un 43%.
Están a 7 u 8 puntos del 50%, quórum internacional.
De ahí que hasta llamen a votar NO y que la campaña será llamando a votar y no en favor del SÍ.