domingo, 25 de septiembre de 2016

El Pecioe

En Galicia, aparte de la esperable mayoría absoluta del PP (que mejora resultado), se da el adelantamiento de En Marea respecto al los socialistas.
Feijóo gobernará en solitario.

En el País Vasco, aparte de la esperable victoria del PNV (que mejora resultado), el PSE se desmorona. Urkullu gobernará con quien él decida. Incluso solo, pues ninguna alianza suma más de 29 escaños, y, por lo tanto, puede Urkullu ser investido con sus 29 escaños mondos y lirondos.

En esa Comunidad, los constitucionalistas nunca habían sido tan pocos, menos del 25%. Menos de uno de cada cuatro vascos.

Podemos ha logrado el sorpasso que no logró el 26-J en los dos territorios.  Unas terceras elecciones generales pueden confirmar este adelantamiento.

Sánchez confirma su hundimiento y el del pecio del PSOE: el Pecioe; a ver si le quedan ganas de jugar a doctor Frankestein mañana o a terceras elecciones pasado mañana.
Quo vadis PSOE?


Y a C's ni está y eso que se le esperaba en ambas comunidades, lo  cual debería ser materia de profunda reflexión.

Y la abstención es altísima en los dos sitios: más del 36% en Galicia y del 37% en País Vasco.

Malos tiempos para la democracia.

sábado, 24 de septiembre de 2016

Justica rápida en Jordania

Ejecutan a un escritor y caricaturista jordano por una viñeta naif en que salía el profeta.
Aquí.

Y digo bien "ejecutan", porque se trata del cumplimiento de una sentencia; que el fallo no fuera firme aún, no es más que un detalle.






La mejor pitonisa y el pregonero

La mejor crítica es la previa. La de Pilar Rahola, verbigracia, que es una pitonisa de reconocido prestigio.
Aquí.

En el pregón de Pérez Andújar no hubo Serrat; y no hubo Gimferrer ( a Dios gracias).

Pero no importa: el pregonero no dio las gracias al pueblo de Cataluña por haberle dado de comer, un techo ¡y hasta una carrera universitaria!

"Aquests xarnegos ens foteran fora!"




El maestro ciruela

Xavier Vidal-Folch, editorialista-fantasma de El País,  desconoce incluso lo que es un cuórum en un referéndum, (lo confunde con resultado mínimo vinculante y cita erróneamente el precedente de Montenegro*), pero eso no es óbice para que siente cátedra en la materia.
Aquí.



* En efecto, para la independencia de Montenegro en 2006 el umbral de validez del SÍ era del 55%. Se rebasó por poco la cifra, pero votó más del 86% de la gente (y el cuórum era del 50%).
Aquí.


Habas a la inglesa

Corbyn reelegido al frente del laborismo después del Brexit.
Aquí.
De victoria en victoria hasta la balsa de piedra.

En todas parte cuecen sáncheces.



viernes, 23 de septiembre de 2016

El contrapregón

El contrapregón.
Aquí.
Je.

La votancia

Sánchez confía en las bases, en la votancia de la militancia para superar la carrera de obstáculos; 180 mil militantes que gritarán NO a Rajoy,  pase lo que pase, y SÍ a lo que se tercie.

Con que voten 40 o 50 mil, el resultado será de más del 80% a favor de lo que proponga Sánchez.

La jugada es hábil, cual una buena luz de gas, y nunca con tan poquito se pudo hacer durar tanto un situación insostenible.

La querella interna en Podemos es una escenificación para volver a los titulares...

El mango de la sartén los tienen el PNV y los convergentes en su gallinero 8Homs ya ha dicho que el referéndum es hablable)
Como en los viejos tiempos.
Lampedusa mon amour.
Quién lo iba a decir.






Y Pérez se fue a la piscina

Pérez Andújar hizo su pregón de la Mercè, de agit pop mayormente, Pulgarcito y Gato Pérez, pero soslayó  el independentismo, del que se supone que abomina y apenas lo trató lateralmente, es decir que ninguno de los cráneos privilegiados, se enteró.
Aquí el texto íntrego.

Todo el mundo estaba pendiente de que dijera algo sobre el tema. Nada dijo. Hizo quedar bien a Colau, y quitó toda opción a los independentistas de rasgarse las vestiduras.

¿Tuvo miedo a que los miles de personas en la plaza lo pitaran si mentaba la bicha?

¿Tanto teme a los ayatolás indepes?

Nunca lo sabremos.

Pero Javier nació en Sant Andreu, pero eso no importa, porque cuando lo hizo era muy pequeñito.

Aquí.

Kafka anotó en su diario que se iba a la piscina el día que se declaró la Primera Guerra mundial.

El Gato Pérez no le perdonará al otro Pérez desde el cielo de los felinos.

¡Pero cómo jodió que leyera el pregón en castellano, primera lengua extranjera delos barceloneses!





Palabra de Dios

Rajoy dice que se va y se lo ha dicho en primicia a Rivera.
Aquí.
Curioser and curioser...

Pero Juan de Dios Colmenero no da su fuente; ni por alusiones.
En todo caso, si Rajoy lo dijo fue para engañar a Rivera.


La vía Frankenstein

En su huida hacia ninguna parte Sánchez va a morir matando; al final pactará con Podemos.

170 síes contra 169 nos y unas cuantas abstenciones.

En Podemos escenifican las disensiones para envolver el pacto po debajo de la mesa.


Será digno de ver cómo los independentistas le dicen sí a Sánchez ¿a cambio de?

jueves, 22 de septiembre de 2016

Aló Carmena

Que Carmen haya montado una radio para ella y sus muchachada sólo confirma lo que ya se sabía: que el proyecto populista en España ha venido para quedarse.
La radio es el tótem del populismo desde sus inicios. Los inicios de la radio, se entiende.
El otro viene de antes de los romanos.


Fiestas de Estado en los barrios

Ibarz comete un artículo infumable y abstruso a fuer de equidistancia implícita e invisible:
aquí.
La equidistancia es entre el colausimo y el independentismo oficial (de hecho el único desde que la CUP es mainstream).
Critica la política cultural del equipo Colau, pero de una manera tan arcana que uno acaba pensando que, entre líneas, propone algo y ese algo es tan indefinido o más que lo que critica.

La política cultural va por barrios. Pero la de Barcelona es una cuestión de Estado, de la futura capital del Estado Catalán.

Hay que devolver la voz a los barrios, que se están muriendo...  ¿Pero qué barrios y qué vecinos de los barrios?

La fiesta de la ciudad no debe ser la de los barrios, salvo que se elijan sólo ciertos barrios y entonces siempre sera en detrimento de otros barrios.

Tras leer a Ibarz concluyo que hay que cambiar de barrio y dejar de leerla. Otro más al que no merece la pena leer.



.


Iceta Jaimito

Iceta es el jaimito que dice las verdades a su pesar.
Aquí.
El frente anti Rajoy (que viste más que anti PP) que anhelan muchos socialistas va de esta jaimitada.

El problema de jaimitismo es cuando se sale de la ficción y ocupan el espacio de la realidad.

Nada es gratis en la realidad, y las focas no bailan el rock.


La victoria de los barbudos

Una autora que aborda una cuestión clave: la participación de muchos no violentos en la violencia del nacionalismo vasco y lo lejos que estamos de la normalización.
Aquí.

tiene razón en esto: rodos eran vascos. Verdugos, víctimas y los que hay entre los unos y los otros.
Pero las víctimas siguen callando.

El domingo las urnas certificarán quién ha ganado, a la postre, en el País Vasco.
Los barbudos que ahora llevan corbata o no la llevan, los que comparten lo esencial, el ellos y nosotros, dos terceras partes del Parlamento, el frente soberanista que va del PNV a Bildu pasando por Podemos.






Bing Crosby no es Beethoven

Redondo redondeando su teoría del por y para qué de Podemos.
Aquí.

Eduard Berstein no es Laclau, en efecto, es mucho más moderno.




miércoles, 21 de septiembre de 2016

Gandhismo boomerang indepe

El símil de Gandhi en boca de Tardà... y su némesis.
Aquí.
Eine Sprache, ein Volk, ein etc...

Fin de la conllevancia

Tortella condensando magistralmente el asunto catalán a su quintaesencia.
Aquí.

Esto no tiene buen final, ay.




Manué no te arrime a la paré

El hijo de Griñán, llamado Manuel, ha facebuqueado una carta en defensa de su padre que ha circulado mucho.
Aquí.
Pero ser un buen hijo no lo es todo en la vida, hélas.

Berta González de Vega contesta a la carta de Manuel:  uno de los mejores artículos que se han leído en la sección de opinión de este periódico en estos últimos tiempos.

Aquí.

El grado cero de la política

Un análisis cercano al nivel cero de la política y, por tanto, nada descartable.
Aquí.

Sobre todo porque el PSOE y Podemos ya se apoyan en varios lugares municipales y autonómicos.

Si Urkullu ha de optar entre el PP y PSOE,  y opta por el segundo, la vía apuntada se recorrerá: los independentistas catalanes se contentarían hoy por hoy con promesas de consultas diferidas.


Sin embargo, veo más probable otra opción no imposible; es ésta:

PSOE y Podemos: 156 Síes.
Tendrá enfrente los 137 Noes del PP.
Probablemente se negociaría las abstenciones de PNV, ERC y ex Convergència (y Bildu se sumaría al carro)


Los 32 escaños pues de C's decidirán con su NO o la abstención.

A cambio de la abstención, a C's se le prometería por parte de Sánchez que no va a haber consultas secesionistas (antes de reformar la Constitución); y se adoptarían en el programa de investidura gran parte de las 200 medidas del pacto de marzo PSOE-C's, más la reforma de la ley electoral.

Es decir, llevarían a C's al huerto de su bisagrismo.




martes, 20 de septiembre de 2016

Plof

Henry Kamen argumenta las bondades de que no haya Gobierno.
Aquí.

Algo de razón lleva el inglés. De todos modos, un Gobierno de perfil bajo y técnico es lo deseable, sobre la base de un consenso europeísta; el no pacto PP-PSOE ha frustrado esa gran oportunidad.

España sigue siendo un país políticamente inmaduro y caudillista, el eslabón perdido entre las democracias maduras y los regímenes pseudo democráticos del otro lado del charco.
Plof.




lunes, 19 de septiembre de 2016

Un juicio político

La ignorancia de la ley no exime de su cumplimento.
Ahora los responsables del 9-N se llaman a la andana de la ignorancia: montaron el 9-N porque no sabían que desobedecían.

Dice Homs que éste es un juicio político (evidente, no es un juicio de faltas por un incidente de tráfico) y que la sentencia está cantada: nada más lejos de lo realidad: la judicatura poncio-pilática puede lavarse las manos perfectamente; al tiempo.

Puigdemont ya saca partido del trance: España sería una no democracia que oprime la libre expresión de un pueblo bajo el pulgo y bla. Amenza con echar a la gente a la calle.

Aquí.

Judicializar no resolverá nada, y que la Justicia se abstenga o absuelva tampoco ayudará en nada.

Pero el cumplimiento de la ley permite al menos conciliar mejor el sueño a la ciudadanía.

El nacionalismo es un narcisisimo insufrible: que se le diga a veces que no es tan especial sólo puede ser bueno para todos; para los nacionalistas también.


Ahora bien, la independencias se suelen ganar en las calles: en eso aciertan los independentistas.









Ellos, el Supremo

Homs ha ido a declarar ante el TS muy arropadito: una réplica en modo-farsa-repetición de la Historia: como Barrionuevo y Vera el día de su entrada en prisión cuando lo del GAL.
Aquí.

Y no es que el independentismo sea un GAL, es apenas una farsita a lo GAL: subvertir la legalidad, pero sin mancharse las manos de sangre, todo en plan buen rollo y revolución de las sonrisas.

Pero hoy ante el Supremo eran todo sonrisas de "emprenyat".

De que haya o no condenas penales al final depende el relanzamiento del "procesismo". Veremos cuán polvorientos quedan los bajos de las togas, esta vez.





China über alles

Lúcido y preocupante análisis de Navalón sobre la coyuntura mundial.
Aquí.

Si sólo China, un contradechado, ha de prevalecer entre tanto pecio naufragado, el futuro no puede ser más lúgubre.


domingo, 18 de septiembre de 2016

La izquierda gala hace gala de poco

Editorial de esta semana de Charlie Hebdo.


En V.O. y paganini.
Aquí.


En tradu exprés:


La izquierda en reducción de jornada

Todo el mundo dice que las elecciones presidenciales de 2017 ya están decididas y que la segunda vuelta opondrá a Le Pen a Nicolas Sarkozy. Para deshacerse de Juppé, Sarkozy ni siquiera necesitará que su rival quede atrapado en una habitación de hotel con una mujer de la limpieza. El septuagenario alcalde de Burdeos debería poder malograrse solito, con el paso de los meses, como un barril podrido y olvidado de tinto en el fondo del sótano. Pero otros líderes de Les Républicains tratarán de interponerse en el camino de Sarkozy. Esta semana, que el Ministerio de Derechos de la Mujer ha dedicado a la lucha contra el sexismo, Les Républicains han nombrado a su única candidata para las primarias, Nathalie Kosciusko-Morizet. Incluso el ISIS lo ha hecho mejor mediante la presentación de varios candidatas para hacer detonar bombonas de gas frente a Notre-Dame de París. Les Républicains aún tienen un largo trecho por recorrer hasta alcanzar al ISIS.  En las filas de la Izquierda, a su vez, cuanto menos probabilidades tiene de ganar, más son los candidatos que se candidatean. A pesar de sus torpezas, la Izquierda debe de tener casi tantos candidatos como Francia atletas paralímpicos en Río.

La elección presidencial de 2017 será un votación entre dos candidatos de la Derecha y sus electorados. Por lo tanto, los votantes de izquierdas se preguntan para qué van a servir ellos. En vez de llorar, harían mejor en aprovechar esta oportunidad única para tomarse un año sabático y dar la vuelta al mundo. Cuando regresen, todos los problemas de Francia deberían estar, en principio, resueltos.

Los votantes de izquierda se preguntan para qué van a servir.

Cuando se habla de política y se quiere mostrar cierto conocimiento, hay palabras esenciales que han de  pronunciarse. Como por ejemplo: "desafección". Pero nos toca ahora a nosotros preguntar, como quien no quiere la cosa, lo siguiente:  "¿Pero por qué demonios se da esa desafección en la opinión pública frente a la política?". Se impone una respuesta profunda: los gobiernos se parecen cada vez más a los administradores de las comunidades de vecinos. Cambian como cambiamos de administradores. ¿El administrador no ha reemplazado los buzones rotos de la entrada y no ha acabado con la plaga de cucarachas en el local de los contenedores de basura? Tenemos que cambiarlo. ¿El Gobierno no revirtió la tendencia del paro y bajó mis impuestos sólo 30 euros? Tenemos que cambiarlo. Nunca más un Presidente de la República cumplirá dos mandatos consecutivos a la cabeza de su comunidad de ciudadanos. Será reemplazado cada vez por uno nuevo. A veces sucede que se repesca a un antiguo administrador despedido, porque en el fondo no era tan malo, una vez olvidado todo lo que se le reprochó en su día. 
En esto es en lo que confía Sarkozy.

Hubo un tiempo en que los políticos nos hacían soñar con proyectos fabulosos de nuevas sociedades: ¡Mitterrand, Chaban-Delmas, Lecanuet…! Basta con mirar sus carteles de campaña para verse abrumado por las esperanzas más inesperadas. Aparte del Estado Islámico, no hay candidato que proponga un nuevo proyecto de sociedad. No hay ya misterios por resolver, horizontes distantes que alcanzar. La sociedad se ha hecho aburrida: estudiar, ganarse la vida, registrarse en Facebook, preparar la jubilación, y al final firmar una póliza de funeral y entierro. Si uno vota a la Derecha, tendrá que pagar un poco más cara la electricidad, pero un poco menos de impuestos. Y si uno vota a la Izquierda, tendrá que pagar un poco menos por la electricidad, pero un poco más de impuestos. Las posibilidades ofrecidas son escasas. En el siglo XX,  los debates se centraban en la identidad económica: ¿capitalista o colectivista? Los misiles nucleares soviéticos no tenían la misma concepción de la sociedad que los misiles nucleares de Estados Unidos. Hoy en día, se nos dice con espanto que la campaña electoral se centrará en las cuestiones identitarias. ¿Y qué hay de malo en ello? En cada elección, los debates siempre giran en torno a cuestiones de identidad. La burguesía tiene miedo a confundirse con la clase media. Y la clase media tiene miedo a pauperizarse,  y no quiere saber nada de la clase obrera. Y la clase obrera tiene miedo de acabar en la calle. Ya se trate de la longitud del burkini, de la del mono de trabajo o de la de la corbata del jefe en la oficina, en última instancia todo se reduce a una cuestión de identidad.


Riss, director de Charlie Hebdo.

Nostalgia del futuro (S y S)

Tiene algo de justicia poética, y de nostalgia pessoana ,que Savater y Sosa, S. y S., apoyen a C's en el País Vasco.
Aquí.

Si UPyD se hubiera dedicado a sumar con sus iguales en lugar de a purgas internas, hoy el centro reformista que encarna C's podría ser una real opción de gobierno y no una mera bisagra y una incógnita ambulante.

UPyD nació en el País Vasco y C's en Cataluña; en la misma época y, en ambos casos, como reacción al asfixiante nacionalismo local: qué nostalgia de un futuro que pudo haber sido hubiera sido verlos en Moncloa reformando España, ellos, los periféricos, poniendo en común lo que une a los españoles.


sábado, 17 de septiembre de 2016

Fin de los cruzados

Sánchez que deben acabarse los vetos cruzados (en alusión al de C's y Podemos entre sí) si se quiere regenear la democracia.
Los vetos directos, como el suyo a Rajoy, en cambio, le parece muy beneficioso.
Aquí.

Terceras elecciones, ya, sin él, si puede ser.


viernes, 16 de septiembre de 2016

Robin Hood Díaz

Díaz pide que la justicia "sea implacable con lo que hayan obtenido beneficio propio por fraude".
Aquí.

Debe colegirse que, para ella, si robaron en cambio para el partido (o para el pueblo como Robin Hood), la Justicia no debe ser tan implacable.



El Cid Campseador

La denuncia (con carácter preventivo e intimidatorio, para lavar su honor) de Camps contra el guardia civil que firma un informe en que lo involucra en la trama de corrupción y financiación ilegal hace aguas por todos lados, rozando el esperpento jurídico, y se reduce a "no es verdad (porque) me perjudica; y me tiene manía, salta a la vista (y eso que no se conocen)".
Aquí.
Camps se arroga la valoración de la prueba y se la hurta al juez, que tiene la obligación de retrazar el iter de las confesiones en que se cita e inplica a Camps, como guardaagujas de los flujos de dinero ilegal.

Si prospera este tipo de denuncia y filibusterismo procedimental en España, la regeneración está abocada al fracaso y la corrupción seguirá medrando, pues será imposible procesar a nadie, si este nadie dispone de recursos para impugnar todo lo que le perjudica en el expediente tant pronto se levanta el secreto del sumario.


El honor de Camps no reside en es informe de la Guardia Civil ni debe defenderse en ese nivel.


Camps: denunciar al denunciante

Hoy se ha conocido la petición del fiscal de los ERE: no se anda con chiquitas.
La penas solicitadas son importantes y las acusaciones graves.
Pero a ninguno de los imputados se le ocurre querellarse contra el fiscal.


Al mismo tiempo se ha hecho pública una parte del expediente del caso Taula.
Francisco Camps avisa raudo de que actuará contra todo el que intente manchar "siquiera levemente" su honor; dicho y hecho, se querella inmediatamente, y como con carácter preventivo, contra el Guardia Civil que firma el informe que lo pone en el centro de la trama de corrupción, en calidad de árbitro, según testimonios de los corruptos confesos.
Aquí.
Si fuera consecuente,  Camps debería querellarse como mínimo contra las fuentes que lo incriminan también, aquellos que realizan las declaraciones que dan lugar al informe. Pero eso no lo hace. ¿Para evitar careos?

Una de tres: o Camps no sabía nada de la trama, como pretende, ¿pero hace bien en querellarse en esta fase contra un Guardia Civil por recoger testimonios de delincuentes confesos?; parece que no se fía de la justicia; o bien sabía de la trama y la toleró; en cuyo caso se estaría querellando sólo para aparentar que no sabía nada y porque, en el fondo, no se fía de que le crea  su mentira el juez más adelante. O bien conocía la trama y la fomentó, con lucro personal o sólo con lucro para el partido: y en este caso su denuncia es ya puro cinismo: la interpone porque cree que no se podrá demostrar su implicación directa en los hechos.

Más allá de esto, conviene reflexionar sobre si procede que se pueda denunciar al firmante de un informe policial o de la Guardia Civil que se limita a emitir hipótesis sobre la base de testimonios autoinculpatorios dentro de un procedimiento judicial en curso, y hasta qué punto esto entorpece o no la labor instructora del juez del caso. ¿No debería ser más bien este juez quien dé o no validez al informe de la UCO en la valoración de las pruebas, y no otro juez distinto el que sea llamado a entender sólo de la veracidad de un informe suelto dentro de un amplio dosier en un macroasunto?

Camps dice que es inocente de todo lo que se le achaca.
¿Por qué teme tanto?
Él no ha de demostrar su inocencia, a Dios gracias, esa época ya pasó, es la Justicia la que habría de probar su culpabilidad, si al final lo procesa.

Denunciar al Guardia Civil que redacta un informe no parece una buena pauta de conducta ni predispone a los magistrados a favor: es como si dudase del discernimiento del Tribunal.

A Camps ya lo absolvió un jurado (popular) por lo de los trajes, cuando las pruebas eran muy notables y los trajes existían. Nada ha de temer con esta corrupción de bolsas de basura llenas de billetes si, en verdad, nada sabe, tal como pretende.


jueves, 15 de septiembre de 2016

Mariano y el Daltonismo

Rajoy es un hombre de poder, lleva toda la vida ejerciéndolo. Y lo hace con cierta solvencia, hilillos de plastelina aparte. Pero adolece de una grave deficiencia, de un daltonismo doble: por un lado no distingue bien los colores: para él el ejecutivo, el legislativo y el judicial son una sola y misma cosa en su sistema de valores y su parrilla de lectura de la realidad. Sólo los votos cuentan, ellos dictan sentencia y hacen o deshacen leyes (como la abortada del aborto).

Por el otro, cree tiene una moral propia de los Dalton: delinquir no es malo, es un asunto de tradición, él es un hombre muy familiar y le gusta rodearse de amigos que son como hermanos y viceversa.
Por eso a veces alguno de sus hermanos o hermanas de política da el cante: verbigacia la Castafiore del PP, Rita.

Mas hace bien Barberá en no dimitir: con las pruebas aparecidas, es muy probable que no se demuestre su culpabilidad en el pitufeo del grupo municipal pepero.
Ella ha visto cómo Camps fue condenado por la prensa y abandonado por los suyos y no piensa correr la misma suerte.

Cree que su aforamiento le permitirá correr distinta suerte a las de los otros 49 investigados. No lo hace por el huevo sino por el fuero, que se ha ganado a pulso y al que no piensa renunciar.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Rita senatorial

Rita Barberá se da de baja del PP, pero no renuncia a su escaño de senadora, porque dice, "dimitir sería reconocer culpabilidad."
No es cierto, dimitir no equivale a reconocer la culpabilidad, pero sí tiene ella derecho a mantener su escaño, pues éste le pertenece, como bien dice ella. No me cabe duda de que a la mayoría de sus votantes le parece bien su decisión, además.
Que la juzgue el Supremo, pues.

Seguir pidiendo su cabeza antes del juicio sería populismo. Y en ésas estamos.





Profecía de Malraux

Un estudio científico en Plos One sobre el pensamiento religioso: Aquí. (en inglés).

Según éste "hay pruebas fehacientes de que el pensamiento religioso está positivamente correlado con diferentes grados de empatía pero negativamente asociado al pensamiento analítico".

Malraux dijo que el siglo XXI sería espiritual o no sería.
Acertó de pleno.



Hoy como ayer

Nadie como Unanumo meditó sobre el ser español, pero nunca lo hizo mejor que contra cómo nos veían los extranjeros.
Aquí su ensayito El individualismo español, que escribió como respuesta al libro de Martin A. S, Hume: Historia de la España contemporánea.
Aquí  (in extenso).


Hoy como ayer: en lo de la indentidad estamos como y donde estábamos.


El estado de la UE

En el debate sobre el estado de la UE, tras un buena intervención del Presidente de la Comisión Juncker, en la que ha advertido contra los populismos rampantes; el belga y liberal Guy Verhofstadt  ha pronunciado un magnífico discurso en contra del nacionalismo y a favor de una Europa supranacional.
Cree éste que el Brexit es una gran oportunidad para relanzar el proyecto europeo.
El PE lo ha nombrado encargado de las negociaciones justamente para el Brexit.
No se podría haber nombrado a una persona más indicada.


Un Nigel Farage ufano ha pedido que se nombre a un abogado para el divorcio que tenga alguna simpatía por el Reino Unido y no a un nacionalista (sic) fanático como Verhofstadt.

Le Pen ha anunciado que planteará un Frexit en cuanto alcance el poder, y ha recordado que su partido es el primero en intención de voto entre los jóvenes. (Lo cual es cierto, por desgracia).


Así está el estado de la Unión Europea.

El triunfo de la indiferencia

Lo grave no es que Guindos mintiera diciendo que el nombramiento era discrecional y no político, pues si es discrecional es político,  lo grave es que por ni un momento, ni él ni Rajoy pensaran que el nombramiento de Soria traería cola. O que sí lo pensaran (por eso demoraron su anuncio hasta que acabó el debate de investidura) pero que se les diese una higa.

A Rajoy le da todo igual, menos él. Hacer dimitir a Soria, que podía haberse hecho fuerte en el nombramiento, como usar a Guindos de fusible.

Y Rita Barberá lo sabrá muy pronto en sus carnes senatoriales, por si le quedaba alguna duda.

Rajoy se ve con 140 diputados y subiendo.

El único veredicto (penal o lo que sea) al que atiende Rajoy es al del jurado popular en la urnas.




martes, 13 de septiembre de 2016

Tarraco

El alcalde de Tarragona dice que fueron a la mani cuatro veces menos personas de las que dicen los convocantes.
El alcalde de Tarragona hizo quitar una estelada, "por respeto".
El alcalde de Tarragona recuerda que sólo 7 de los 27 concejales de la ciudad son independentistas.

Aquí.

El alcalde de Tarragona mantiene el honor perdido del PSC.

Se llama Ballesteros, y nadie lo conoce fuera de su pueblo.

Cosas de la CyA

No sólo se le ha abierto causa penal a Rita Barbará por blanqueo, sino que así se financiaba el PP de Valencia para sus campañas electorales, según la Guardia Civil.

Aquí.

El sistema de financiación paralela, la cuenta "CyA" (colaboradores y allegados) y el paralelo "pitufeo", puesto al descubierto, no sólo entraña la vía penal sino que invalida moral y retrospectivamente las victorias populares en el Ayuntamiento.

Todo el dinero ilícito venía de donaciones a cambios, cabe suponer, de favores municipales, el lubricante de siempre para hacer negocios; corrupción en estado puro. Habrá que retrazar ese dinero y su origen y la "contraprestación".

Ahora se abrirá el debate de si el ser investigada (imputada en la fraseología anterior) por el TS basta para la dimisión de Barberá, como pide C's, o bien haría falta que fuese "procesada", como ya anuncia el ministro Catalá.


Rivera pide ya el cese de Barberá: será la prueba del algodón comprobar la reacción de Rajoy.
Vistos los sondeos electorales, lo más probable es que Rajoy no eche a Barberá y considere que han de ser los votantes los que emitan su veredicto el 18 de diciembre.


El mejor juez, el votante. Esta es la filosofía de Rajoy, dios mediante.






Victimitis

Jaime del Burgo hace un repaso por la historia y le da un repaso a Aitor Esteban, portavoz del PNV en el Congreso.
Aquí.

En el fondo, es perder el tiempo: al nacionalista no se le convence nunca, lo suyo es una fe, un credo, un ego sobredimensionado, una patología: siempre sentirse diferente y maltratado, despreciado y robado.

Un amigo nacionalista catalán me comentaba ayer: "Es que ignorar ya es despreciar; hasta que no se pueda estudiar el bachillerato en catalán en Sevilla, no entenderán que se nos ha tratado mal desde hace 300 o 500 años; queremos que se nos trate de tú a tú; si no, nos iremos, por las buenas o por las malas".

Vale.







lunes, 12 de septiembre de 2016

Los comidos por los vomitados

Unas terceras elecciones parece que favorecerían la abstención (37%, récord absoluto) y al PP. Tal vez lo primero explicando lo segundo.

Una nueva zaragata.

Aquí.

Pero tampoco le daría al PP una mayoría cómoda para gobernar, ni siquiera con C's que perdería algo de apoyo: la suma sería más o menos la misma, por debajo de 176 escaños.
Y Rajoy de zascandil...


El PSOE perdería apoyos pero Podemos no. Con lo cual volvería a haber una posibilidad de sorpasso.


E la nave va...

El innombrable

Valentí Puig analiza muy agudamente los que pasa con el postpujolismo.
Aquí.

Todo es posible, nada es posible.




El tiempo de las cerezas

David Fernàndez, (con el acento grave en la a, que todo se traduce en la viña del señor...), dirigente de la CUP en la reserva, fue presidente de la Comisión "Pujol" en el Parlament, y ahora trabaja en la oficina de transparencia del Ayuntamiento de Barcelona, tras ser nombrado por Colau.

Escribió ayer este artículo pre Diada, que, por su interés indudable, he traducido de modo exprés.
Aquí en VO.



Con la esperanza entre los dientes


“La historia es nuestra y la hacen los pueblos"
Salvador Allende



En tiempos de canallas con togas de negro, flota una fiscalía que aúlla contra el independentismo, un ministro del Interior que intoxica a diestro y siniestro y un Estado en tromba --9-N, querella a Forcadell, denuncias en Vic y Berga-- que gradúa a voluntad la represión, echando siempre mano del tic autoritario liberticida que lo define. Entre amenazas soterradas del 155 --cuando la autonomía está más que suspendida, intervenida y bloqueada--, guerra sucia alcantarillas adentro y siempre el látigo, el grito y la mordaza. Retablo del desbarajuste: si estás en crisis, busca un buen enemigo interior y ampárate en el tribunal inquisitorial del Santo Oficio Constitucional. Que nada se mueva, que nada cambie y que la ley Duralex ahogue la democracia. A palos, incluso con la zanahoria.

En tiempos de mercaderes con chaqueta negra asaltando todos los templos, la troika que nadie escogió impone una economía que ladra y un capitalismo senil que atiza nuevas burbujas especulativas escupiendo desigualdad: dos millones de parados y tres millones de pobres en los Països Catalans. De los restos del régimen autonómico, de las cenizas humeantes del pujolismo y de las ruinas de una crisis con la UE en quiebra queda el vergonzoso agujero impune de 15.000 millones de las cajas catalanas, deudas y sobrecostes hasta el año 2108, un fraude fiscal anual de 16.000 millones, recortes por 5.300 millones de euros y 20 catalanes con un patrimonio de 23.300 millones de euros. Y aún más: país en venta, el 40% de los pisos que se compran en Barcelona se pagan ya al contado con dinero extranjero y del rescate bancario que entre todos pagamos sólo un 5% se ha recuperado. Toma el dinero y corre.

En tiempos de corrupción y dinero negro en tantos despachos oficiales, un régimen se tambalea en la periferia y se solidifica en el centro, en medio del rosario de la aurora del saqueo y el expolio social: de Palau a Pretoria y de Mercurio a Palma Arena. "Nos hemos pasado", decía la hermanita de Rita Barberá. "Soy la polla insaciable", decía un imputado de la Brugal. "Somos 400 y siempre somos los mismos", se jactaba Millet. Contra la cartografía de la cleptomanía también nació la sólida exigencia democrática de desembarazarse de todo eso, echarlos y reconstruir en común desde la ética de la decencia. Por esto y mucho más, rebeldes con causa, un 95% de la sociedad catalana ya no se reconoce en la Constitución, un 80% de la sociedad catalana está a favor del derecho a decidir y un 48% ya opta abiertamente por la independencia. Y 942 ayuntamientos --de 947-- blindaron el 9-N. Un pueblo en movimiento ante el inmovilismo de la otra unilateralidad silente, la de la imposición unidireccional del Estado, arbitraria, cotidiana y permanente. El rayo que no cesa.

Pero para unilateralidad --no pedir permiso para ser libres; hacer y no esperar; decir y no callar; resistir y no desistir; activarse y no quedarse en casa--, la de cada desahucio detenido, la de cada insumiso que se negaba a hacer la mili, la de cada vecina que secuestraba autobuses hasta arriba del cerro --de Nou Barris a Santa Coloma-- para garantizar transporte público; la de cada urna de las 555 consultas; y sí, y también, la de un referéndum. Unilateralidad sin rodeos para devolver la voz a la sociedad, recuperar la capacidad de decidir y reconstruir toda la justicia que necesitamos. Que el tiempo del más pescado para la olla, del vuelva usted mañana y del doble juego desapareció y no volverá. Y el sueño se hace a mano y sin permiso.

En tiempos de olvidos y amnesias, contra toda tentación triunfalista, hace falta el retrovisor entero de la memoria. El tiempo de las cerezas nunca llega solo y estamos donde estamos porque muchos hicieron huelga en La Canadenca, pocas abrieron la maternidad de Elna y tantos resistieron el fascismo en Argelès, en Mauthausen o en el Campo de la Bota. En el hilo rojo de nuestras resistencias, nuestra paciencia nos hace sabios, porque tenemos toda la vida para desobedecerla. Resistimos aún desde el bagaje de la lucha por la libertad en la espalda y la pasión por la igualdad social en la mochila. La estrategia del caracol.

En tiempos de guerras, extremas derechas y banderas negras nihilistas, lo que más se necesita es construir refugios. Un refugio democrático, económico, social y cultural, llamado Països Catalans, en medio de un mundo que madruga horror cada día. Alguien quizás dirá que esto es cerrarse, cuando es precisamente todo lo contrario: la forma más concreta y republicana de abrir puertas y ventanas y de demostrar y demostrarnos, humildemente y a base de sudar la camiseta, picar piedra y salir del pozo, que sí hay alternativas y que ya están aquí. Cuando la pregunta ya no es si otro mundo es posible, sino cómo es posible éste. Y somos lo que hacemos para cambiar lo que somos.

En ciclos de imposiciones, tiempos de unilateralidad y constancia perseverante: desobediencias compartidas, autodefensa democrática y autotutela de los derechos sociales. Tiempos de materializar el anhelo de cambio mayoritario, en el desafío democrático --ciertamente-- de abrir un singular proceso constituyente en el sur de Europa para persistir en el reclamo de más, y no menos, democracia. Dialéctica entre contrarios: o eso o volver atrás. Porque la alternativa es que no hay alternativa: sólo búnker, un bloque monolítico de un régimen cerrado en banda y el regreso al pasado. Dilema dicotómico, si no lo conseguimos volveremos atrás: porque como diría Gramsci, toda contrarrevolución --antidemocràtica, antisocial, autoritaria-- es siempre el resultado posterior de una revolución democrática fallida, de un cambio político frustrado, de una aspiración popular ahogada. Brújula: o desobedecemos el presente con ganas de futuro o tendremos que obedecer la decadencia del pasado. ¿Si no ahora, cuándo, si no nosotros, quién?

Aquí seguimos, pues. Aún de pie y listos. Resistiendo unilateralmente. El camino es largo, se debe hacer entre todas y todos y merece la pena. Resistiendo todavía. Desde Xàtiva, desde Santiago de Chile, desde Kobane, por el tiempo de las cerezas que vendrá. Podríamos seguir, pero es hora de hacer y hay que dejarlo aquí. Que hoy hemos quedado a las cinco y cuarto para llenar calle y futuro, con gente que no conocemos, que seguro pensamos diferente y que por eso estamos por lo mismo. A punto y en  la calle: donde todo comienza, todo acaba y todo vuelve siempre a recomenzar. En nosotros mismos. Adelante con las antorchas". David Fernàndez.




Sin comentarios.



Qué diada que nos han dado

J-M. Albert de Paco repasa con su lucidez habitual las diadas que nos han ido dando, a cuenta de la de ayer.
Aquí.

Que Rafael Casanova haya sido la deidad (a la que se le hacen ofrendas florales, como algunas religiones asiáticas) del autonomismo primero, del  nacionalismo luego y más luego del independentismo es  mera justicia poética.

En Casanova se resume gran parte de la historia de este malhadado pueblo, que celebra derrotas que fueron victorias y falsas victorias que son derrotas.

La realidad y el deseo

El diario ARA, mascarón de proa del independentismo, para encabezar su revista de prensa internacional de la Diada de ayer.usa una supuesta imagen de una portada de la Tribune, (que es prensa económica en digital),como si fuera la de hoy y de un periódico en papel; pues no, es material antiguo, y ni siquiera recoge los datos del 26-J.

Aquí.

El título del diario digital, que es el de un dossier en páginas interiores, y no una portada (!) reza:
¿Cataluña: ¿hacia un nuevo estado europeo?*

Pero ¿qué más da que no sea portada y sea una info de hace meses, si ese el el titular que ellos quisieran haber visto hoy en la prensa internacional toda?



*cliquen en la foto, y miren la imagen abajo a la izquierda.






Siempre hay una primera vez en todo

Por vez primera la alcaldía de Barcelona, el presidente de la Generalitat y la presidenta del Parlament acuden a las manifestaciones pro independentistas, el día festivo de la región.

Esa vuelta de tuerca forzada demuestra cierta debilidad de la causa, pero también que han quemado las naves.

No esperarán a tener a la mitad de la población de su lado; irán a por todas con lo que tienen ahora.





domingo, 11 de septiembre de 2016

Juegos de fuego

Queman la bandera española y la foto del rey. Y la constitución.
Aquí.
No hay Diada sin juegos de fuego, es bien sabido.

El simbolismo de la quema es indudable, pero lo que simboliza también: el odio más puro al otro.

Ya dejó dicho Mitterrand en, probablemente, su mejor frase: "El nacionalismo es la guerra".

De quemalibros nunca ha salido nada bueno.



15 años de los las torres gemelas, y parece que fue ayer.






La procesión del proceso

Puigdemont y su cuento de la lechera: elecciones "constituyentes" antes de un año,
Puede convocar una autonómicas ordinarias adelantadas. sólo eso.
Aquí.
El procesismo y su ritmo procesionario tiene una ventaja para los demócratas: agota a los indepes y les resta credibilidad.
Si la cosa de alarga un par de años más, igual los pardidos independentistas pierden sus mayorías parlamentarias.

El problema es que puede encumbrar a Colau (una procesionaria urticante) y sus muchachos.

sábado, 10 de septiembre de 2016

Una capuchinada hashashin

La CUP, que ha usucapido la capuchinada todos estos años sin pedir permiso a pare Jordi (Llimona), hoy sale del armario y se revela como Terra Lliure, deseando que el Estado use la fuerza bruta para reprimir un referéndum unilateral. Es el cuanto peor mejor típico de todo proceso revolucionario.
Aquí.
La monja Forcades, sin toros que la embistan y reaparecida, dice que poco importa la participación en el susodicho referéndum.

El independentismo entra en su fase mística y hashashin; por tanto, cabe ponerse a temblar.

Tortella antes de la kermesse

En vísperas de la kermesse antiheróica, interesante entrevista con Tortella, que desmonta la "paraeta" del nacionalismo catatán... donde se vende "esencialismo" para la masas.
 Aquí.

Colaucao Mental

Colau se marca una tribuna en El País que pa qué.
Aquí.

Aparte del bullshit habitual en una prosa de la vieja política que tanto le gusta denostar y la matraca del derecho a decidir (unilateralmente y sólo los suyos), se permite enterrar el autonomismo, reparte culpas y responsabilidades, y se propone entre líneas como la solución. Y acaba su prestación con una pirueta:

"Las elecciones vascas y gallegas volverán a recordarnos que la España uniforme de Rajoy es tan sólo un constructo mental. España es ya un estado plurinacional de hecho. Ahora necesita serlo también de derecho".

Analicemos el broche dorado:

¿Un constructo mental? Todo constructo es mental... En fin.
Las elecciones gallegas nos recordarán que el PP seguirá gobernando allí otros cuatro años más, pronto serán 40.
Y el País Vasco, en efecto, pondrá de manifiesto que el nacionalismo vasco y el catalán son el mismo combate excluyente y autoexcluyente.
Pero, sobre todo, Colau debería saber  que si España es un Estado plurinacional lo es no por los hechos sino por obra y gracia la Constitución que ha hecho posible esos hechos.

Colau sí que es un constructo, es decir, en su caso, un cacao mental, que es, por otro lado, el que habita gran parte de la izquierda en España.

viernes, 9 de septiembre de 2016

Mendoza el equidistante

Eduardo Mendoza aboga por el bilingüismo... pero alertando contra las imposiciones de ambos lados.

Aquí.

¿Pero es que alguien impone el castellano en Cataluña?

Ay, la factoría Balcells y sus regalías...

El suicidio de España y otras muertes

Unamuno lo vio claro hace un siglo.

El destino aciago de Cataluña, que se celebrará este próximo domingo, en una macabra danza de muerte.
Aquí.

Y también columbró el suicido de España.
Aquí.


"Son los Estados los que hacen la Nación, y no unas menguadas naciones las que hacen el Estado".

El otro proceso

El TC está paralizado, como un personaje de Kafka.
Aquí.
No quiere abordar el asunto  del "proceso" catalán, por razones de prudencia política, con lo cual confirma las acusaciones indepes de que está politizado, y, por si fuera poco, no actuará porque duda que la reforma del propio TC sea constitucional, pues la ley está impugnada por inconstitucional (entre otros, por la propia Generalitat).

Tan kafkiana situación sólo puede acabar como el El Proceso de Kafka: estas son las últimas palabras de la novela (inacabada, por cierto, y por eso infinitamente cercana a la realidad, que es un flujo inconcluso): "Era como si la vergüenza hubiera de sobrevivirle".
El sujeto, casi huelga decirlo, sería, no Josef K. sino  el alto tribunal.


Si se examina el manuscrito de la novela se verá que Kakfa escribió primero " Lo último que sintió antes de morir fue vergüenza"; luego corrigió y anotó: "Al final ni el hecho de morir le ahorró la vergüenza"
Aquí.

Hasta que por fin dio con la formulación antes citada, Ese tránsito de la primera a la última formulación hace de Kafka el escritor genial que fue.

El subjuntivo le da una temporalidad abierta; y el sitio que ocupa en la frase la vergüenza, cobrando todo el protagonismo, resuena más allá del libro.










jueves, 8 de septiembre de 2016

La voz de su pastor

Lo de Pastor empieza a ser alarmante.
Aquí.

Después de su contraperformance cuando la encomienda del rey a Rajoy y la no fijación de un calendario, hoy se permite hacer, tan telenda ella, de perro-pastor-que-muerde a los lobos del PP en contra de toda la oposición.

El problema es que De Guindos no es un ovejo.


En pocas semanas habrá dilapidado su limpia ejecutoria como ministra. Guau, guau.

Saber y poder

Pinilla García analiza la huida hacia delante del independentismo catalán con una bella paradoja, la de Parry: el explorador ártico que avanzaban hacia el norte sobre un tímpano de hielo que derivaba... hacia el sur.
Aquí.

Pinilla contrapone el nacionalismo español, abierto, al catalán, excluyente.


Toda esto está muy puesto en razón, Pero la cuestión no es que en tiempos de globalización el localismo sea retrógrado (en Islandia, Dinamarca o Luxemburgo... o Eslovenia las cosas van razonablemente bien), que lo es, sino que por engañada que esté la gente independentista, hay que saber  y poder desengañarla; y el constitucionalismo no sabe o no puede.

Como Europa no supo ni pudo convencer en el Reino Unido.




Seguir ciego su camino

El CIS pronostica una mayoría absoluta para el PP en Galicia y una moderada caída del PSOE; esperables ambas. Podemos cosecha buenos resultados, si bien allí es imposible un frente anti-PP.
Aquí.

Sin embargo, en el País Vasco (aquí), donde el PNV volvería a ganar con resultados parecidos, ocurriría algo muy preocupante: el PSOE se desmorona, pierde 8 escaños (tenía 16), y el PP baja bastante y pierde 2 escaños (tenía 10). Ambos partidos constitucionalistas sólo representan algo más del 20% de los votos. Y C's no obtiene ni siquiera representación, a pesar de que UpyD renunció a presentarse en el último minuto.

Qué lejos aquel tiempo en que socialista y populares pudieron desalojar a los nacionalista durante una temporada, con Patxi López de Lehendakari.

Los apoyos por PP y PSE perdidos van en gran parte... a Podemos, que, por otro lado, roba también  muchos votos a Bildu. Con 16 escaños disputa incluso la segunda posición a Bildu.

Entre el PNV, Bildu y Podemos, fuerzas todas ellas nacionalistas, independentistas o soberanistas, même combat,  suman casi el 80% de los votos.

Para ser investido, Urkullu puede pactar con quien quiera: socialistas, populares, podemitas o batasunos, según el peaje que quiera pagar. L' embarras du choix.

Más allá de esto, se confirma que en el País Vasco y en Cataluña, PP,  PSOE y C's (sí, también C's en Cataluña, a pesar del espejismo Arrimadas, si sigue la tendencia de las generales que lo relegaron al furgón de cola, junto con el PP) no pintan apenas nada.

En Cataluña, Colau habla ya  habla de usar ese casi 80% "al menos soberanista" como palanca de cambios y como trampolín a la presidencia de la Generalitat.

Los nacionalismos periféricos han logrado pues la victoria aun antes de disputar la batalla final: cerca del 80% del electorado está a favor de planteamientos referendarios en Cataluña y el País Vasco.

El constitucionalismo es un batalla ya perdida. Y en Madrid esto se confirma y conforma con la no conformación de un tripartito PP C's PSOE.

Quien no quiera verlo es que quiere seguir ciego su camino.

La ley no es suficiente para revertir esta situación. Hacen falta otra cosas.






miércoles, 7 de septiembre de 2016

Francia ante el peligro lepenista

Hollande no pasaría a la segunda vuelta en las presidenciales.
Aquí.
Serían Le Pen (siempre, es la candidatura con más apoyos en todas las encuestas) y el candidato de los republicanos (Juppé o Sarkozy) los que se disputarían la presidencia.

Lo que parece una catástrofe en primera lectura, es un alivio, porque de pasar a la segunda vuelta, el riesgo de que Le Pen ganase sería alto, porque no es seguro que Hollande lograra el voto del electorado de derecha, como mal menor frente a Le Pen.

Si Hollande no pasa a la segunda vuelta, parece, en cambio, que la izquierda francesa votará siempre por el candidato que no sea Le Pen.

Ahora la cuestión es saber si será el moderado Juppé o el agitado Sarkozy el candidato de los republicanos. El primero estuvo inhabilitado por malversación,  financiación ilegal de su partido; el otro tiene varios escándalos abiertos.

Islamistas en Euskadi

Parece sacado de una novela de Houellebecq, pero no, es real.
Aquí.

Viva la censura

...si es la propia.

Forcadell clama contra la autocensura en el Parlament.

Aquí.

La autocensura en democ
racia(a diferencia de en dictadura) es altamente benéfica y recomendable: abstenerse de hacer lo que sabes que no debes hacer: el respeto a la ley y al principio de igualdad ante la misma.


Pero no nos engañemos, Forcadell lo que pretende es que el Estado haga dejación y deje de poner coto a los intentos nada censurados de los independentistas de llevarse por delante la legalidad.

Forcadell encabeza el motín, porque sabe que no está sola y porque los suyos exponen muy bien sus razones aunque no tenga razón, y porque enfrente no hay buenas razones, por mucha razón que tengan los constitucionalistas.





Con antecedentes

Mena, que fue fiscal jefe en Cataluña, aborda el problema de fondo de la corrupción en el PP y su intento de blanqueo de la mano de C's, y considera que España no puede ser gobernada por un partido con antecedentes penales.
Aquí.

Los parecidos entre el PP y la antigua CiU saltan a la vista. Y no es que el PSOE esté precisamente limpio tampoco de la mácula de la corrupción.

Algún día deberá hacerse el proceso a la financiación ilegal de los partidos, que es la madre del gran cordero de la corrupción.

Y hacer un ley para financiar a los partidos en el sentido de limitar sus presupuestos sólo al dinero público.

martes, 6 de septiembre de 2016

Pujol humanista personalista (y post andorranista)

Sale ahora un escrito antiguo de Jordi Pujol.
Aquí en VO.

Y aquí en tradu exprés.

Tres ámbitos en convulsión. Cataluña, España, Europa.

Jordi Pujol i Soley.
5-10-2015

Un comentario personal. Pero no sólo personal.
Un comentario referido al hecho que me resulta difícil superar el estado de ánimo en que me encuentro. Me estoy esforzando. Trato de resistir la ofensiva de desprestigio que me vuelcan encima. Esto se podrá dilucidar del todo en su momento, pero en cualquier caso desde ahora puedo decir -porque es mi sentimiento íntimo- que no es eso lo que realmente me angustia. El sentimiento de culpabilidad me viene de que, no por codicia, pero sí por miedo, por desidia, por ligereza, por debilidad, he cometido una falta que no debí haber cometido. Que creo que en su momento se reconducirá la cosa.
Pero no es de eso de lo que ahora quiero hablar. Sino de otro aspecto menos personal. Si bien algo personal porque hace referencia a tres ámbitos de acción a los que quería dedicar en gran parte mi vida. Y lo hice. Durante muchos años. Y me ilusionaban. Pero ahora tanto objetiva como subjetivamente se me hace difícil, o imposible, hacerlo. Y no sólo por el estado de ánimo y los problemas personales sino también -y mucho- porque realmente en los tres se ha ido haciendo objetivamente difícil trabajar con ilusión y eficacia. Con entusiasmo y ambición.
Estos tres ámbitos eran Cataluña, España y Europa.
(1)
Mi primera fidelidad fue y es Cataluña. Desde muy joven. Y en todos los ámbitos. Siempre en el marco de un proyecto de país. Tocando muchas teclas, pero todas ellas en el marco de un proyecto. De un proyecto de país. De un país con fuerte conciencia histórica, con una lengua y una cultura a la vez resistentes y creativas, con  determinadas formas de vida muy persistentes.
Por razones demográficas y políticas, y por cómo ha evolucionado la Historia, habría sido lógico que Cataluña se hubiera diluido, que se hubiera despersonalizado. No ha sido así. Aparte de los hechos esenciales de la lengua y la cultura, deben de haber contribuido los que se han llamado "formas de vida". Que haciendo un resumen muy breve e incompleto pueden ser desde la "laboriosidad" que decía Cadalso a finales del siglo XVIII (justo en el momento de la recuperación económica y social del siglo XVIII, como tan bien explica Pierre Vilar) hasta la combinación de cordura, ironía, mesura y continuidad de Ferrater Mora y la aportación decisiva de Vicens Vives, quien sitúa en la "voluntad de ser" el hecho básico de la actitud colectiva catalana. Personalmente yo llego a la toma de conciencia personal de lo que es el país y de la situación en que se encuentra en un momento (los años inmediatamente posteriores a la guerra) difícil y que invita al desaliento. Por diversos motivos y circunstancias -familiares, sociales-,  yo no caí. Y me apunté muy pronto a la tarea de conservación de la memoria y de reconstrucción del país. En una doble línea de agitación y de formulación de proyecto. De proyecto global y, por tanto, poliédrico.
(2)
Ya he dicho que mi primera fidelidad, fue y es Cataluña, la he querido ejercer en dos marcos más amplios. Uno de ellos es España. Yo no he sido independentista salvo un momento fugaz que combinaba la opresión radical del primer franquismo y lo que podríamos llamar la lectura de los versos de Ventura Gassol. De hecho, en 1946 -con dieciséis años- eso ya quedó superado. (Época, por ejemplo, de mi adscripción al grupo Torras i Bages, y poco después de la gran concentración en Montserrat del mes de abril de 1947). Mi activismo catalanista ya incorporaba tanto el hecho español como el europeo. El reconocimiento de Cataluña debía conseguirse en ese doble marco. Y no sólo pasiva o resignadamente sino con iniciativa y compromiso. Con espíritu constructivo. Es decir, no sólo debíamos tener como lema y objetivo lo que yo llamaba "construir Cataluña" sino también -en la medida muy modesta que nos correspondía- contribuir al progreso español y europeo.
Ya he explicado muchas veces cómo desde los años 50 empecé a plantear lo que debía hacer Cataluña en el marco español. No sólo políticamente, sino también en el campo económico y social. Y en el ideológico.
Creo que durante muchos años he podido trabajar en este sentido. En general, modestamente, aunque en determinadas épocas con cierta capacidad de incidencia.
Esto era posible para una Cataluña con su propia identidad reconocida y respetada y con las herramientas y competencias pertinentes. Y una España abierta a esta posibilidad. Y este era nuestro objetivo colectivo. Y el mío personal. Pero ahora ya no lo es.
Desde hace unos años el proyecto político ampliamente mayoritario en España se ha puesto completamente de espaldas, pero no se debe caer en la tentación del "finis Cataloniae" porque el proyecto que hemos defendido tope con dificultades muy grandes.
Que además me afectan personalmente de una manera grave. Ya he dicho de entrada que hacía un comentario personal. Aunque no sólo personal, porque durante muchos años he contribuido de manera importante a la aplicación de un proyecto colectivo que ha propiciado un gran progreso en Cataluña. En todos los órdenes. Y que también durante más de cuarenta años ha contribuido al progreso general español.
Pero ahora mi capacidad de hacer una contribución positiva ya no existe. Confío en que otros lo harán. Y lo deseo.
(3)
Empecé este escrito el 5 de octubre de 2015. Lo continué a mediados de mes. Y hoy -3 de noviembre- lo retomo a raíz del texto de una entrevista en La Vanguardia del día 27 a un profesor de Oxford -John Gray- que añade leña al fuego de las preocupaciones que empecé a exponer referidas a Cataluña y a España. (Pero faltaba el comentario sobre Europa).
El titular de la entrevista ya es bastante inquietante para un europeísta como yo. Para un patriota europeo como yo. "El proyecto europeo y el euro se desintegran".
Y yo soy especialmente sensible a esto porque ya hace algún tiempo que contemplo con preocupación la evolución europea. Y lo tengo escrito. Y porque coincido con algunas de las críticas de John Gray.
Pero me rebelo frente a la idea de una ineluctable decadencia europea.
Porque creo en los valores de Europa. Y porque no es casual, por ejemplo, que tanta gente de todo el mundo quiera ser europea.
Que quieran ser de la UE. Mucho más que de cualquier otro continente, gran país o gran civilización. Más incluso que los USA, al menos en aspectos muy importantes.
Como lo que dice el Profesor Gray invita al pesimismo me pongo preventivamente la venda en la herida y adelanto que sigo teniendo fe en Europa. Después diré por qué. Pero de momento cuento lo que dice el Profesor Gray.
Dice que está en marcha el proceso de desintegración europeo. Y da a entender que éste no se detendrá, o que es muy difícil que lo pueda hacer. Porque la UE se ha hecho demasiado grande y es demasiado rígida. Porque hay demasiado desequilibrio interno, por otra parte muy difícil de eliminar. Y porque Europa ya no es ni probablemente sea ya un actor mundial.  Y porque Europa no tiene capacidad para resolver el problema de la inmigración. Y porque Europa va camino de convertirse en "débil, desordenada e introvertida, con muchos gobiernos débiles, una política opaca y un resurgimiento poderoso de la derecha radical". Y concluye que estamos "en un callejón sin salida".
 Todo esto dicho por un hombre serio. O sea que no es moco de pavo. Pero yo quiero creer que lo que decíamos -y yo personalmente con especial énfasis- de que la UE había sido una historia de éxito sigue siendo verdad. Ahora amenazada, pero todavía real.
Todo el mundo quiere ser europeo porque Europa y la UE combinan mejor que ninguna otra sociedad el nivel de vida, el bienestar social (Estado del Bienestar) y la libertad política y de pensamiento. Todo ello fruto de un patrimonio cultural y espiritual, humanista, de alta calidad. El mismo Gray habla de Montaigne "y de unos cuantos más", dice. Pero es que son muchos más. Y vienen del pensamiento griego y de la idea cívica de Roma y de los valores del cristianismo. Todo esto dicho sin infravalorar otras culturas y civilizaciones, pero sin olvidar nuestros valores. Que vienen de muy lejos, pero que después han continuado con las grandes reformas religiosas y con el enciclopedismo y la Declaración de los Derechos  Humanos.
Y con las formulaciones ideológicas y políticas que han conducido al Estado del Bienestar. Que han conducido a que una gran multitud en todo el mundo, si puede elegir, elige ser europea y no de otros continentes. No de otras culturas y de otros sistemas.
O sea que Europa es un valor universal. Es un referente de alcance universal. Esto hace más necesario y urgente que supere su crisis. O sus crisis. Porque tiene más de una. Económica y financiera, política y social, de desconcierto frente a la globalización, de ideas y de valores. Pero la multiplicidad de crisis debe tener un origen común. O al menos habrá interconexión entre todas ellas. Habrá algún lugar o algún mecanismo que, bien utilizado, tal vez podría ayudar a recomponer el conjunto de ideas, valores y actitudes que podrían hacer de Europa algo menos discursivo y más operativo, más sincero y menos teatral, más responsable y menos evasivo. Más valiente.
Todo ello requiere inteligencia y competencia, pero también una voluntad colectiva pactada de sentido de responsabilidad, y de buena fe, y también de percepción del peligro.
Podría ser que para hacer esto fuera necesario un liderazgo reforzado. En el terreno político. Pero también, y mucho, en lo ideológico y cultural, y si la palabra no causara miedo deberíamos decir en el terreno espiritual. Porque ahora lo ejerce demasiado en solitario Alemania. Y honestamente hay que aceptar que en buena parte esto es así porque todo el mundo se escabulle. Como hace unos meses editorializó The Economist,  Alemania es, a día de hoy, en Europa, "the reluctant hegemon". El hegemónico o jefe de filas reticente. Que lo es; o lo finge, al menos en parte, a la fuerza.
¿Se vislumbra por alguna parte que estas condiciones se empiecen a dar? No del todo. Pero el espíritu europeo es una mezcla de actitud prometeica y de esperanza cristiana. Y de humanismo personalista. Unos ingredientes sólidos y creativos. Que pueden hacer posible la reacción.

(El artículo es de octubre de 2015, antes de las dos elecciones generales españolas del 20-D yel 26-J y el Brexit del 23 de junio de 2016).


Soria vuelve a dimitir

Soria ha dimitido de su cargo en el BM; le honra.

Carlos Cuesta clama aquí contra la demagogia de los partidos en este asunto, al ser el cargo por concurso y, por lo que parece, objetivo y no discrecional.
El problema es que no se ha publicado la relación de candidatos y sus méritos; y, sobre todo, aun admitiendo que Soria tuviera la mejor puntuación, no deja de ser el suyo un cargo de representación de España en un organismo internacional.
Y si Soria tuvo que dimitir como ministro por mentir; y además,  según Montoro "porque no se puede estar en un paraíso fiscal y en el gobierno", mutatis mutandis...

Parce obvio que el nombramiento de Soria era totalmente inadecuado en fondo y forma.

Si a Cuesta le parece bien que Soria esté en el Banco Mundial, al resto de los españoles, no. Tenga o no derecho a presentarse al cargo.

La candidatura debe ser apoyada por el ministerio, y por tanto por el gobierno.
Soria no nos habría representado.

Pudor por el otro

Azúa proponiendo dar más circulación al vocablo "alipori" a cuenta de la desinvestidura o la embestidura o lo que sea que presenciamos en el Congreso los otros días.
Aquí.

Es cuento largo lo del origen de la palabra y sus variantes
Aquí y acá.



Felipe de Borbón y Andana

El pitorreo empieza a ser general con el no-gobierno español.

Hasta el Independent dice que el rey ha fracasado.
Aquí.  Alistair Dawber escribe: 

“Muchos creían que el joven y popular rey Felipe sería capaz de acabar con el punto muerto, pero también ha fracasado”.

Debería introducirse una ILP en el Congreso, con medio o un millón de firmas, proponiendo a un independiente como jefe del Gobierno ya el que el monarca se llama a andana.

Por ejemplo una independiente: Carmen Iglesias.


La fiscal mandó parar

La fiscal general avisa a los sedicentes independentistas.
Aquí.
Por fin, y más vale tarde que nunca, si bien ya es demasiado tarde: qué más querrían los indepes que ver a Forcadell entre rejas o inhabilitada. Menuda propaganda internacional.



No los voten, bótenlos

Tanto Sánchez como Rajoy son dos procrastinadores. El uno, presidente crónico, el otro jefe de la oposición mientras dure y se pueda. Se basan en sus votantes que, a pesar de todo,  los votan. Casi 8 y 5 y medio millones respectivamente.
Así las cosas, no hay nada que hacer. Son ellos dos los principales problemas políticos en España.
Si sus partidos no los botan con b, tendrán que ser los ciudadanos.


El antiborboneo wagneriano

El profesor Sosa Wagner encara al timorato Borbón con sus responsabilidades ante el bloqueo político y le pide que lo rompa con el mazo de la Constitución: que eso no es borboneo, Majestad, que eso es constitucionalismo...


Aquí.

Pero no caerá esa breva de un formador regio para un gobierno de concentración y provisional: ni siquiera el monarca ha sido capaz de reunirse al mismo tiempo con varios de los líderes para hacerles ver la necesidad de pactar una salida al juego diabólico de vetos cruzados, cuando tenía margen de sobra para haberlo hecho. Tanta prudencia roza la inoperancia.


Porque, ¿quién se atrevería en el Congreso a no investir a un candidato (mejor una candidata, por múltiples razones) nombrado por el rey con todo un gabinete de independientes constitucionalistas salidos de gran parte del arco ideológico?

Cierto que a los partidos no les gustaría la idea, entre otras cosas porque pondría de manifiesto su poquedad e inutilidad, pero ni PP ni PSOE ni C's se atreverían a votar NO a ese candidato independiente y a su equipo... porque sería tanto como votar NO a la monarquía.

Manuel Conthe, sin embargo, se pregunta si Rajoy es un republicano que se ignora.
Aquí.
Hombre, hombre, todo es posible: en la entrada anterior lo trataba yo de punk.










lunes, 5 de septiembre de 2016

Rajoy el punk

Rajoy pretende que la opinión pública se crea que él no sabía nada del nombramiento de su amigo Soria como director ejecutivo en el Banco Mundial; más aún, pretende hacer creer que no conocía siquiera la existencia del cargo en cuestión, y, que, por tanto, ni Soria ni Guindos le dijeron nada de nada. Que es un mero acto administrativo, sin más.

Tanta ceguera no puede ser más que una provocación por parte de Rajoy; o terceras elecciones y la voy a petar; o por lo que me queda me cago dentro y dejo a Soria bien colocado.

El punkismo de Rajoy es un síntoma más del clima irracional en el que vive España.




Otros 170

Otra posible coalición de 170.
Nada descabellada, por cierto, según vayan las gallegas y las vascas, pues en frente anti Rajoy tiene mucho predicamento (y lo del ex ministro Soria es veneno para la taquilla).
Aquí.

El mudito

El rey no quiere organizar nuevas consultas en Zarzuela, para dejar así a los partidos que se entiendan entre sí.
Aquí.

Es decir, que se ha adaptado pues perfectamente al ambiente y, lo peor, a un sistema abocado a la nada o a la repetición de elecciones.

Nada en la Constitución impide que el monarca convoque a los líderes en reuniones conjuntas, con dos o tres o cuatro líderes.

Nada en la Constitución impide que el monarca nombre a un formador de Gobierno que no sea un líder de partido. Incluso a alguien que no haya sido votado en la urnas.

Teme que lo acusen de borbonear; pero eso no sería borbonear sino actuar conforme a la ley y al papel moderador que le corresponde a la Corona.

Pero no hay más mudo que quien no quiere hablar.




El comité federal andante

Sánchez dice "yo soy un comité federal andante"; ha convocado ya, en efecto, siete. Y afirma que ha cumplido siempre con sus mandatos.
Lo triste es que dice la verdad.

Un nuevo 9-N

La CUP apoyará a Puigdemont a cambio de referéndum en junio de 2017.
Aquí.

Vamos a un nuevo 9-N, nolens volens.

La ley de los lei

La ciudadana Álvarez ha escrito un texto que debería estudiarse y debatirse en todas las escuelas y universidades de Occidente, tal es su limpieza argumentativa y su elegancia en la exposición.

Otros intelectuales, como Amin Maalouf en  Las identidades asesinas de 1999 (aquí una reseña muy analítica en español) ya habían abordado la cuestión; o el antropólogo Clifford Geertz, que desarrolló a lo largo de su carrera el concepto de "identidades culturales dinámicas". Y Judih Rich Harris, con un enfoque antropo-psicológico (aquí), que indaga en la raízes de la individualidad y la identidad, en el yo y el ellos.

Pero la vuelta de tuerca de Álvarez es esta:
Nos dice que contra el esencialismo de la identidad, sólo caben los valores democráticos superiores.
Contra el culto a las diferencias culturales e identitarias, el acervo común ilustrado. 
Contra la tiranía de las pertenencias reduccionistas: la comunidad del discernimiento.
Contra los adoradores de la ley del más fuerte, contra los sin ley: la ley.

La ley de los lei (de los libres e iguales)

















Mala alternativa para Alemania

En Alemania soplan vientos alarmantes.
Aquí.
Merkel y su partido están perdiendo la partida frente a la derecha extrema, racista y populista, el AfD (alternativa para Alemania)
Mal presagio para el proyecto europeo.
Con un objetivo alcanzado del 20% hoy en una regionales, el AfD puede irrumpir con fuerza en la escena nacional.
Si todo el proyecto europeísta lo debemos fiar al resurgir  la socialdemocracia germana, no hay motivos para el optimismo.

Alemania, que es la locomotora de Europa, puede ser también su campo santo.

sábado, 3 de septiembre de 2016

La banalidad del olvido

Un tipo se hace fotos de postureo en  Birkenau, y se arma la gorda en la red, el mismo día en que Marine Le Pen anuncia su referéndum para la salida de Francia de la UE.
Aquí y acá.
Cuando uno piensa que la razón de ser de la Europa comunitaria fue evitar nuevas guerras entre europeos y el genocidio judío y luego mira las fotos del jovencito indocumentado y descerebrado posando en el campo de concentración, entiende que el Front National sea el primer partido en intención de voto en Francia.
Un partido de racistas y de amnésicos, que es casi lo mismo.


viernes, 2 de septiembre de 2016

Rajoy paga traidores

Rajoy sí paga a traidores (a la verdad); si son amigos.
Aquí.
El ex ministro José Manuel Soria, que mintió siendo ministro y tuvo que dimitir, ha sido propuesto por Rajoy para director ejecutivo del Banco Mundial. A ver si lo obtiene.
El anuncio se ha hecho justo después de la sesión de desinvestidura, más que nada para evitar la rechifla en las bancadas "no future", y para que la noticia quede oculta mañana en los periódicos por los titulares del NO a Rajoy.

Soria conoce bien lo que son las finanzas internacionales, pero hacer valer en el CV su periodo panameño, o premiárselo por parte del gobierno, es algo excesivo para el decoro del respetable.




Nein ist nein y la parte por el todo

Sánchez ha dejado claro que su no es definitivo, pues hoy se ha postulado para intentar un gobierno con los anti Rajoy, que, cierto es, son legión: 180 diputados más los 32 de Ciudadanos; total: 212 diputados. Incluso Oramas la canaria puede renergar de su sí a Rajoy.
Entre estos 212 o 213 diputados deberían salir sólo 176 coaligados en su antirajoyismo visceral. En principio y en teoría no es un imposible.


Pero el referéndum es el problema. Cataluña es el problema.  La parte por el todo.

Ergo no hay solución en España hasta que (en) Cataluña (se) resuelva el asunto.





jueves, 1 de septiembre de 2016

La ley del miedo

El editorial de hoy de Charlie Hebdo sobre la decisión judicial francesa de anular las ordenanzas municipales en contra el uso del burkini en las playas galas:

Aquí en VO.


Aquí en tradu exprés:

Molière invalidado


"El Consejo de Estado de Francia ha dictado su resolución sobre las ordenanzas municipales contra el uso del burkini en las playas. Aplaude la izquierda, mientras protesta la derecha. Y esto porque la derecha ve el burkini como una manifestación del Islam cada vez más invasora. Y porque la izquierda piensa que la prohibición de llevar la prenda es liberticida. Sin embargo, lo que une a los dos campos es que están ambos equivocados.

Es posible que el origen de esta prenda horripilante sea una religión concreta. También es posible que la prohibición de llevarla en el espacio público sea una restricción a la libertad indumentaria. Sin embargo, la verdad la tenemos delante de nuestras narices, pero nadie la ve de tan gigantesca que es: el burkini no es más que la manifestación del regreso del orden moral más retrógrado y más indignante que quepa imaginar. No importan los orígenes de esta ropa mojigata. La izquierda, por lo general, tan dispuesta a hacer frente a cualquier forma de moralismo, está paralizada por la dimensión religiosa de estos pijamas playeros. La derecha, de costumbre tan rápida a la hora de defender las buenas costumbres, no se opone al burkini por razones morales, sino porque es el símbolo de una religión que, a su modo de ver,  desafía  la identidad de Francia.

La izquierda debería combatir el burkini como lo hizo enfrentándose a los oponentes reaccionarios al matrimonio homosexual. Pues los católicos que se manifestaban en contra de esta reforma progresista del matrimonio tienen una visión de la moral y de la familia tan reaccionaria como la de las mujeres que se cubren de la cabeza a los pies para bañarse. No se puede, por un lado, luchar contra el orden moral cuando lo defienden los católicos, y por el otro, no luchar contra él cuando lo defienden musulmanes reaccionarios. La izquierda todavía no ha entendido que el Islam puede ser tan retrógrado como el catolicismo; y viceversa. Las mujeres que llevan burkini y aquellos que se manifestaron en contra del "matrimonio para todos" tienen la misma visión en cuanto al lugar que han de ocupar lugar las mujeres en la sociedad.

Si la izquierda fuese todavía la izquierda, debería tener este discurso crítico contra el orden moral que publicita el burkini. Pero la izquierda no es más que un cadáver que suena hueco en cuanto impacta sobre ella un problema. Entonces aplaude la decisión del Consejo de Estado de Francia, ya que cree que una decisión judicial podrá borrar cuarenta años de sus propias cobardías. No es el progresismo lo que empuja a la izquierda a aplaudir esta decisión administrativa, sino el miedo. El miedo de la religión, el  miedo a desagradar a un electorado del que espera votos, el miedo a todo lo que es un poco demasiado complicado para ella.

La ley del miedo es ahora más fuerte que el miedo a la ley

La moral religiosa siempre ha tenido un problema con el cuerpo y la desnudez. "Cubra este seno  que no puedo ver", puede leerse en una famosa obra de teatro que muchos han estudiado en la escuela. Trescientos cincuenta años después, todavía nos reímos con el Tartufo, pero no nos damos cuenta de que hoy es él quien impone su moral hipócrita. Tartufo ha ganado la partida. Molière la ha perdido. Muchas gracias,  Consejo de Estado. ¿Y qué dice de esto la izquierda? ¿Y los artistas? Nada. El vacío interesideral. ¿Dónde están los actores que muestran su talento en el escenario para ridiculizar la hipocresía del personaje de Molière? ¿Dónde los escritores y los críticos, tan admiradores del espíritu increíblemente subversivo de Jean-Baptiste Poquelin, alias Molière? Se han hecho invisibles, se han refugiado en la oscuridad de los teatros para evitar su exposición al sol de las playas donde se representa una obra grotesca con trajes de otro siglo.

La derecha no será tampoco de gran ayuda con sus proyectos de ley que nada van a resolver.  Pues al orden moral islámico le importan un pito las leyes y los reglamentos. Su táctica es la del hecho consumado. Sin debate, sin votaciones, sin contestaciones.
No hay salida. Deberemos acostumbrarnos  al velo, al burka y al burkini. La ley que fue aprobada en contra del uso del burka no hizo que éste desapareciese. La policía tiene demasiado miedo a crear disturbios, y las autoridades locales no quieren que su municipio sea portada en los periódicos. Así que todo el mundo se la envaina.

Las decisiones judiciales sólo se tienen en cuenta si son favorables al orden moral o al hecho religioso, sin ningún discernimiento, como la que acaba de adoptar el Consejo de Estado.

En cambio, cuando la justicia francesa decide que el delito de blasfemia no existe y que se puede caricaturizar las religiones, ya nadie hace uso de ese derecho. ¿Quién,  aparte los dibujantes de Charlie Hebdo, se ha atrevido a dibujar al Profeta? Los dibujantes tienen miedo de ejercer un derecho que la ley les concede  porque tienen miedo de perder la vida. A semejanza de la ley sobre el burka, muy poco aplicada, el Derecho se ve completamente superada por este nuevo orden moral de inspiración musulmana.

La ley del miedo es ahora más fuerte que el miedo a la ley".

Riss, director de Charlie Hebdo.



En efecto, la ley del miedo... como dice Riss.
Pero el burkinismo es un problema político, de propaganda del islamismo,  y como tal debe abordarse.

Birreyes del mambo

Los chicos de la Colau piensan en ir del bracete de la CUP en las próximas autonómicas y de paso votar en un segunda urna un pseudoreferéndum por la independencia (en flagrante ilegalidad, cela va de soi).
De lo cual se coligen dos cosas: una, que todo el que pide una consulta de secesión "es" un secesionista, por mucho que pretenda lo contrario; y dos, que los iguales acaban juntándose.
Y encima, el colauero Asens tiene el santo rostro de argumentar que con las dos urnas, con las biurnas, se animarían a participar... lo contrarios a la secesión ?¿  (dando a entender, además, que es lo que desea, una alta participación de los contrarios a la secesión...).
Aquí.

Hasta un niño chico lo vería: si ese día de elección autonómica hay una bielección con esas dos urnas, la parlamentaria y la pseudoreferendaria, los demócratas catalanes (los de verdad, no los que han usurpado el nombre, que cada día recuerdan  más a otros usurpadores de nombres "democráticos":  los esbirros de Moscú de la RDA), sencillamente no irán a votar. Porque los golpes de Estado no se votan. Se ejecutan.

 Pero para entonces  los de Colau y los cuperos serán los bi-reyes del mambo en las bi-urnas.

QED.

Los sistémicos

Sólo cuando (y si) se toque fondo se podrá volver a boquear en superficie. En unas terceras elecciones el día de Navidad, con 5 millones de españoles en desplazamiento lejos de su colegio electoral, y dado lo farragoso del voto por correo, se podrá producir la abstención más alta de la Historia: además del 30% estructural y habitual, se podría dar otro 20%. Con un 50% de abstención o similar, cabrá visualizar el nivel de compromiso político de los españoles que aún creen en el sistema. Los sistémicos
Y se modulará un tanto lo que tal vez sea una de las peores fallas de la democracia (si no la peor): la falsa equiparación de todos los votos, cosa que desmiente el sistema electoral desde siempre, como metáfora involuntaria de algo muy políticamente incorrecto: no todos los votos deberían valer lo mismo.
Pero no por razones geográficas. hélas...


miércoles, 31 de agosto de 2016

Pantomima

Ha finalizado el debate con el resultado esperado: 170 síes para Rajoy frente a 180 noes, y el viernes ocurrirá, salvo milagro, lo mismo.

Cabe preguntarse sobre la finalidad de un debate en el que se conoce de antemano el resultado final.

El desafecto o asqueo de los ciudadanos a los políticos sólo puede ir en aumento con estos ejercicios de pantomima parlamentaria.


El debate de hoy sólo ha servido para escenificar una frustración colectiva (y para que los independentistas se hagan un poco de propaganda gratis).


Terceras, ya.






Corbata morada

Rivera se ha puesto hoy en el debate de desinvestidura una corbata no azul, no roja, ni siquiera naranja, que es su color.
Se la ha puesto violeta, el color de... Podemos.

El mensaje subliminal es claro: somos los revolucionarios del cambio pero del cambio "con" corbata.


En su discurso razonable y razonado del mal menor: 150 medidas para mejorar España,  Rivera encarna la filosofía de la razón práctica.

Un gran discurso, lástima que sea como clamar en el desierto.



Rajoyismo

A las 11h 22, Rajoy llama por enésima vez "señor" Presidente a Ana Pastor, y a Iglesias lo llama "Sánchez".

Pero entonces se lanza a sus ironías cachazudas, en las que es el rey y vuelve su mordacidad y vehemencia, que le hacen parecer un señor motivado y comprometido.

Sólo ante la crítica se crece, sólo a la contra sabe nadar.







Neoaggiornamento

El cura en el funeral por los muertos del terremoto ha dicho que no es dios sino la (mala) obra de los hombres lo que ha matado a las víctimas, en alusión a los problemas de los inadecuados materiales utilizados en las casas afectadas por el seísmo.
Aquí.
Es casi la primera vez que la religión católica le pasa el muerto, nunca mejor dicho, a la chapuza y la mala cabeza y avaricia del ser humano y al urbanismo en achaque de tragedias por causas naturales, como lo es un terremoto, un maremoto, una inundación.
Este neoaggiornamento de la religión católica comprometida con la realidad y la verdad marca, ciertamente, un hito.

El problema es a quién culpar cuando es un rayo el que parte al cordero de dios.

martes, 30 de agosto de 2016

Los máquinas

FB ha sustituido a los humanos para referenciar sus noticias. Ahora deciden eso los robots, "los" máquinas.


Aquí.

Sin embargo, "en ningún punto hacen referencia a la necesidad de comprobar la veracidad de las informaciones que destacan, una carencia que ha sido objeto de mofa este fin de semana tras demostrar lo desacertado del algoritmo".



Pero la veracidad ya es lo de menos. Lo que le importa a FB no es la verdad sino la realidad de los clics. Mientras no se lleve a los tribunales a FB por ello, la democracia toda está en zona de peligro.

La desinvestidura

Rajoy pronuncia su esperable discurso, aburrido hasta decir basta, pautado por aplausos moderados y ensopados propios de un Soviet Supremo.

Mañana igual la cosa se anima, con el "y tú más", "donde las dan las toman", "qué hay de lo mío", "buuuu... que viene el Bárcenas"  y todas esas cosas tan hispánicas.

Tendrá su coña ver cómo Rivera, lipori, lipori, diciendo que apoya a Rajoy a pesar de que no se fía de él.

Cabe preguntarse, sin embargo, si tiene sentido ir a escenificar una derrota forzada, si no fuera por que la Democracia es, en buena parte, el cumplimiento de rituales y formas.

Sánchez, el "prescindible", ni siquiera respeta las mínimas formas democráticas del let's wait and see, let's see and act accordingly.



A las 17h 10 Rajoy se acuerda del desafío independentista catalán, se viene arriba, pero es como si a nadie le emocionase ya el asunto, sin duda el más importante y grave que vive el país.





Le Pen & Sarkozy

El País editorializa aquí que Sarkozy se lepeniza en su nueva  postulación a la Presidencia de la República; pero soslaya que Le Pen lleva ya años sarkozyándose, en su campaña llamada de "desdemonización"; y por eso el FN es el primer partido actualmente en intención de voto en Francia.

lunes, 29 de agosto de 2016

Ruizdad

Un dirigente del PSE que debería dejar de serlo inmediatamente.
Aquí.
No sólo por difundir una falsedad, sino porque sabiendo que es una falsedad desmentida, se empeña en seguir difundiéndola, lo cual es aún más grave e impropio de un político medianamente decente. Es propio de un ruiz.
Si el PSOE  no actúa expulsando a este descerebrado, todo su mumble jumble sobre la regeneración democrática y le decencia parecerá lo que es: propia de un ruiz. De otro ruiz.




Con un par (de pies)

Francia ha entendido que en el problema del islamismo hay que legislar.
Aquí.
Los musulmanes deben saber que "han de tener los dos pies en la República".

Rajoy es el lío

Pedro Jota Ramírez ve a un De Guindos en Mario Monti, para evitar una terceras elecciones y con una mini legislatura de dos años, a verlas venir.
No sería lo peor, en efecto.

Y si no, que gobierne Rajoy pero como castigo para él y para dar a los españoles una patada en trasero ajeno.

Aquí.

Esto segundo es un disparate.
Diría más: ni siquiera mejorando resultados en una terceras elecciones merecería Rajoy ser presidente, por ser quien tras el fracaso de esta semana debería dimitir por razones políticas, al no haber permitido gobernar en marzo a C's con el PSOE y  ahora provocado una segundas elecciones por no poder lograrlo él tampoco con C's.

Sin conmigo ni sinmigo.



Por razones morales y jurídicas, nunca Rajoy debió ser el candidato del PP, partido imputado y con una retahíla de caso de corrupción sub iúdice.

Por razones políticas, no debería ser el candidato ni ahora ni luego.





Suquet yugoslavo

En el Suquet agosteño de Portabella hubo una mezcolanza extraña de invitados con sabor a la Croacia ex Yugoslava.
Aquí.
Como la calma antes de la tempestad.
El día que no esté Portabella, no habrá suquet, y tal vez, no haya ya un país. El mismo país.

Aquí el Ruiz

Hoy Pedro Sánchez, el "Ruiz", anunciará a Rajoy su no es no.
Aquí.
Como dice Méndez, Rajoy lo tiene crudo  mañana en su  discurso para el intento de investidura porque se mostró muy despreciativo con la investidura fallida de marzo y todo lo que dijo se le girará en su contra.

C's ha tenido en su mano forzar con el PP casi el mismo pacto que forzó con el PSOE, pero ha dejado flancos abiertos, flecos desflecados,  por los que crecerá el eco del "no es no" del PSOE.

Vamos a terceras elecciones, salvo imprevisto. Y entonces se verá si el propio hartazgo de la ciudadanía mueve significativamente o no la correlación de fuerzas.
Si no hay cambios importantes en el número de escaños, sólo el rey podrá poner punto final a este sainete, nombrando a un formador de Gobierno, tal como lo faculta la Constitución. Y preferiblemente un no líder de partido.